jaca

El 12 de mayo volará el primer contingente militar al Líbano

La mayor parte, más de 200 efectivos, pertenecen al Regimiento Galicia 64 de Jaca. Este viernes tiene lugar la despedida oficial en Zaragoza. 

Ejercicios militares en Jaca
militares ejercito soldados Jaca

El próximo 12 de mayo comienza el traslado de los cerca de 300 efectivos militares que van a desarrollar la Operación Libre Hidalgo en Líbano, una operación de “mantenimiento de la paz” enmarcada dentro de las operaciones de Naciones Unidas. La gran parte de ellos, unos 200, pertenecen al Regimiento Galicia 64 con sede en Jaca. Hacía más de dos años que el Regimiento Galicia no participaba en misiones en el exterior. La última fue en Afganistán, donde cerraron la participación española en octubre de 2015. Está previsto que, tras el primer vuelo del 12 de mayo, el resto viajen a lo largo del mismo mes de mayo.

Desde Jaca llegarán también medio centenar de militares de El Salvador que han estado más de un mes preparándose en las instalaciones del Ejército en Jaca.

Este viernes, 4 de mayo, a las 11 horas, en la base discontinua “San Jorge”, sita en Zaragoza, tiene lugar el acto de despedida del contingente español que desplegará en Líbano durante el segundo semestre de 2018. Dicho contingente BRILIB XXIX se integrará en la Coalición Internacional para garantizar el cumplimiento de la Resolución 1701 del Consejo de Seguridad de NN.UU., cuyo objetivo principal es el de evitar escaladas de tensión en esa zona. El acto será presidido por el General Jefe de la División “San Marcial”, Antonio Ruiz Olmos.

En el Líbano formarán parte de la Operación Libre Hidalgo, enmarcada dentro de las operaciones de Naciones Unidas. La misión de la ONU en Líbano tiene entre sus cometidos vigilar el cese de hostilidades entre Hezbollah e Israel y acompañar y asistir a las Fuerzas Armadas libanesas en el sur del país y a lo largo de la separación entre ambos países denominada Línea Azul. También garantizar el acceso humanitario a las poblaciones civiles y el regreso voluntario y seguro de las personas desplazadas. En los últimos años se ha añadido un nuevo elemento que aporta tensión a la zona: la presencia de los refugiados procedentes de la fronteriza Siria. Se calcula que un millón han llegado a Líbano y que muchos de ellos están cerca de la Blue Line.

Comentarios