reyes de aragón

El 24 de junio volverán los restos de los Reyes de Aragón a San Juan de la Peña

Monasterio de San Juan de la Peña
Monasterio de San Juan de la Peña

Hace una década los restos de Ramiro I, Sancho Ramírez y Pedro I fueron exhumados de sus tumbas en San Juan de la Peña. El objetivo era elaborar un estudio antropológico y genético de los reyes privativos de Aragón. Más de diez años después, el próximo 24 de junio se procederá a la re inhumación de los restos óseos reales en el panteón real del medieval del Monasterio.

Además, explicaba el director general de Patrimonio, Ignacio Escuín, “se está realizando la adecuación de un espacio museístico en la antigua masadería del Monasterio”.

ESCUÍN 1 RESTOS REYES 24

Nacho Escuín, director general de cultural del Gobierno de Aragón

Durante la exhumación de los restos se ha hecho un detallado estudio que ha sido coordinado por la catedrática de Medicina Legal y Forense de la Universidad de Zaragoza, Begoña Martínez Jarreta. Fruto de él se consiguió identificar el gen de la primera dinastía de los Reyes de Aragón fundada en el año 1035 y anterior a la constitución de la Corona de Aragón en 1137. Se ha conseguido información muy valiosa durante estos años de estudio, y los estudios continuarán, explicaba Escuín, gracias al banco de muestras que ha realizado Begoña Martínez Jarreta.

En el panteón real del Monasterio de San Pedro, en Huesca están sepultados los reyes de Aragón Alfonso I el Batallador y Ramiro II el Monje. En ese enclave el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Huesca van a actuar para liberar de construcciones anexas los ábsides y para mejorar las vertientes de los claustros.

En cuanto a Sijena, Ecuín recordaba el Plan Director recientemente presentado y explicaba que actualmente se trabaja en la realización de un archivo virtual con los documentos llegados de Cataluña.

Estas actuaciones forman parte del proyecto que tiene el Gobierno de Aragón de crear una Ruta de Panteones Reales. En ella se incluyen, en una primera fase, los Panteones Reales de San Juan de la Peña y San Pedro el Viejo, “que ya albergan restos”, y también otro que lo fue, el del Monasterio de Sijena que, “por obvias razones (el relación al regreso del tesoro de Sijena de Cataluña), era preciso que fuera incluido como enclave fundamental”, explicaba Escuín en la última Comisión de Educación de las Cortes.

El director general recordaba otros espacios que “merecen reconocimiento” y por donde también han pasado restos reales a lo largo de la historia como el del Castillo de Montearagón, el Monasterio de San Victorián, Santa Cruz de la Serós o el Monasterio de las Benedictinas de Jaca.

Comentarios