PROTESTA

Este domingo se celebra la 2ª Marcha a la presa de Yesa

Cartel de la 2ª Marcha contra el recrecimiento de Yesa
Cartel de la 2ª Marcha contra el recrecimiento de Yesa

Las organizaciones contrarias al recrecimiento del pantano de Yesa han convocado una marcha de denuncia el próximo domingo 28 de octubre. Contrarios a este proyecto saldrán desde diferentes puntos de Aragón y Navarra y confluirán en Yesa para ir en manifestación a las obras. Tomarán parte vecinos y asociaciones aragonesas: de Artieda, afectada por expropiaciones y de Ruesta, Esco y Tiermas “que demandan poder disponer plenamente del futuro de sus pueblos”. En la parte navarra habrá una salida desde Sangüesa.

Las organizaciones convocantes, Asociación Río Aragón y Yesa+NO lanak gelditu, denuncian que “pese a la situación de falta de seguridad y las incertidumbres en cuanto a la finalización del proyecto, las obras siguen en vez de parar, pensar y actuar en consecuencia.”

La Marcha tiene el lema “Yesa no se llena/Yesa no s’imple; queremos vivir aquí”. Se compondrá de cuatro columnas, tres en Navarra y una en Aragón. La aragonesa será en bicicleta y partirá de Ruesta y recorrerá la zona que sería inundada por el recrecimiento en los municipios de Ruesta, Artieda (donde se unirán los llegados de la capital aragonesa), Sigüés, Esco y Tiermas para encontrarse en la antigua gasolinera de Yesa a las 12:00 con el resto de columnas. Las navarras, que serán a pie: una que irá desde Sangüesa, al igual que en la primera edición de marzo de 2015, por la carretera, una segunda que saldrá desde Lumbier por la foz y la vía del tren Irati que se unirá a la primera en Liédena y una tercera que saldrá desde Aspurz por monte atravesando la Sierra de Leire emulando el hipotético recorrido de ese trasvase del Salazar.
A las 12:30 se saldrá desde la antigua gasolinera de Yesa en manifestación hasta las cercanías de la presa.

COMUNICADO DE LAS ASOCIACIONES CONVOCANTES:
Tal y como expusimos recientemente en las Cortes de Aragón, el recrecimiento de Yesa debe ser paralizado, analizado en serio y tomadas las medidas necesarias para garantizar, por encima de todo, la seguridad de pueblos y habitantes ribereños del río Aragón. Además no debe perderse de vista que se está configurando como una obra nada inteligente para los intereses de Aragón (el canal es incapaz de transportar más caudal en los meses de regadío) y solo útil para apetencias trasvasistas. Además, como denunció el Tribunal de Cuentas, es una obra opaca e insostenible a nivel presupuestario.
Pero lo peor tiene que ver con su inseguridad demostrada. A fecha de hoy, en las obras de recrecimiento de Yesa la situación de inseguridad se mantiene, con la ladera aún en movimiento y sin visos de que deje de ser así más allá de promesas que se repiten como un mantra pero jamás se han cumplido. El plan de emergencia sigue aún activado en la presa.
Además el proyecto de recrecimiento sigue enfangado y sabemos de un 4º modificado que tendrá grandes dificultades técnicas y muy alto coste económico. Por otra parte, debido a la absoluta falta de credibilidad sobre lo que asegura la CHE, tanto el Ministerio de Transición Ecológica como el Gobierno de Navarra han encargado sendos informes sobre la seguridad de la obra y el proyecto. A pesar de ello y de haberse constatado que este proyecto es una lacra económica y social, mucho nos tememos que tanto las autoridades competentes, con el Ministerio y la CHE a la cabeza, como los sectores económicos que lo han impulsado, tienen intención de no encarar el problema de frente y de seguir gastando mucho dinero que se podría ahorrar.

También vecinos y asociaciones navarras de la comarca de Sangüesa por la inseguridad y de Lumbier y el Romanzado y Valle del Salazar que ven amenazado el futuro de su río por un antiguo proyecto que en los últimos años vuelve a estar encima de la mesa. Se trata del trasvase de las aguas del Salazar a través de una presa en Aspurz y un túnel de 10 km bajo la sierra de Leire para poder llenar Yesa recrecido.

Comentarios