violencia de género

El agresor de la brutal paliza a su ex pareja no tenía antecedentes

La mujer agredida continúa recuperándose de las numerosas lesiones que le provocó, fundamentalmente en la cara

Comisaría de la Policía Nacioanal en Jaca
Una patrulla de la Policía Nacional asistió a la víctima minutos después tras la llamada de auxilio

La víctima de la brutal agresión a manos de su ex pareja el pasado lunes en Jaca continúa recuperándose de las numerosas lesiones que le provocaba el agresor propinándoles patadas y golpes en la cara. El detenido se encuentra en los calabozos de la comisaría de Jaca y pasará a disposición judicial en las próximas horas.

Jaca no es ajena a la lacra de la violencia de género, semanalmente se controla a varios agresores condenados por violencia de género, pero el jefe de la Policía Nacional en la localidad, Jesús Ruiz Conde, destaca como “caso excepcional” la brutal agresión del pasado lunes. “Él no tenía ningún tipo de antecedentes, no había dado jamás ningún tipo de problema”.

Condena por una agresión “muy dura”
Al igual que el jefe de la comisaría de la Policía Nacional en Jaca, la subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, ha puesto de relieve la “impecable actuación policial”, y junto al alcalde de Jaca han condenado los hechos expresando su “solidaridad con la víctima y sus allegados” y destacando que, aunque no trasciendan, Jaca no es ajena a esta lacra, hay más órdenes de alejamiento y “esto nos debe obligar a toda la sociedad a estar más vigilantes”

La noche de este lunes una mujer fue violentamente atacada en la zona de Membrilleras de Jaca. La Policía Nacional detuvo a su expareja “cuando estaba a punto de huir con su vehículo” y le acusa de un delito de malos tratos. Según el atestado policial el detenido, un hombre de 39 años, dio una paliza a la víctima en el rellano de la casa, la tiró al suelo, le dio patadas y golpes y se escapó. La mujer, de 42 años, fue trasladada al hospital de Jaca con golpes por toda la cara y este martes por la mañana era dada de alta con traumatismos, puntos de sutura en el labio y la nariz vendada. El agresor se encuentra en los calabozos de la comisaría de Jaca y pasará a disposición judicial en las próximas horas, según informan desde la Policía Nacional.

La Unidad de Atención a la Familia y a la Mujer investiga los hechos como un delito de lesiones encuadrado en violencia de género al ser el agresor ex pareja de la víctima. No hay denuncias previas ni antecedentes por hechos similares que afecten ni al agresor ni a la víctima.

Los hechos ocurrieron sobre las 23 horas de la noche del lunes, 4 de octubre. Una patrulla acudió a la calle Membrilleras número 32 tras la llamada de la madre y también de una amiga de la víctima que la escuchó pedir auxilio diciendo que la iban a matar. La agresión se produjo en el rellano de la vivienda y encontraron a la víctima “ensangrentada, con lesiones en frente y nariz y muy nerviosa”. Recabaron los primeros datos “pero su estado de nerviosismo no la dejó prestar declaración”. Sí recabaron datos con su madre, que la acompañaba.