El alcalde de Panticosa teme que si cierra la unidad de rescates el cuartel también esté en peligro

Jesús María Uriz reivindica la importancia de contar con una unidad con tiempo de respuesta rápida

Casa Cuartel de la Guardia Civil en Panticosa
Casa Cuartel de la Guardia Civil en Panticosa

Fuentes oficiales de la Guardia Civil desmienten que se haya tomado la decisión de cerrar la unidad de rescates de Panticosa, pero reconocen la existencia de un “informe preliminar” para evaluar posibilidades de optimización. Algo que, añaden, “se realiza periódicamente” con diferentes recursos de la Benemérita. Ante esta información denunciada por la Asociación de Guardias Civiles, el ayuntamiento de Panticosa muestra su total rechazo y lo valoran como un “hachazo importante para la convivencia y el desarrollo de una unidad de rescate muy importante por cercanía y acceso a puntos de dificultad técnica de rescate”.

Es primordial llegar lo más rápido posible a un rescate y aunque hablen de la existencia de helicópteros en Jaca, explica el alcalde, “hay una serie de accidentes como los aludes, donde el tiempo es primordial y hay que llegar a pie”.

En el informe que denuncia la Asociación de Guardias Civiles se valora la posibilidad de cierre del EREIM de Panticosa, con 7 componentes. No habla del cuartel que tiene la Guardia Civil en la localidad, con otros cometidos, pero el alcalde de Panticosa teme que una posible desaparición de la unidad de rescates condenase al cierre futuro de todo el cuartel. “Es una casa cuartel con viviendas para 18-20 efectivos, y si se van 8 se quedaría sobredimensionado”, concluye.

Por ello, el ayuntamiento de la localidad se ha puesto en contacto con el resto de alcaldes del valle para realizar un comunicado conjunto y mostrar el rechazo unánime del territorio.