PATRIMONIO 

El Tribunal de Conflictos desbloquea el proceso para que vuelvan los bienes religiosos

Rechaza las pretensiones de la Generalitat y ve competente al juzgado de Barbastro para el litigio civil que persigue que que las piezas regresen

Joaquín Guerrero después del juicio
Joaquín Guerrero, el letrado del obispado de Barbastro-Monzón, afirma que "la devolución de los bienes está más cerca"

El Tribunal de Conflictos de Jurisdicción, dependiente del Supremo, ha desestimado el conflicto planteado por la Generalitat de Catalunya frente al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Barbastro en relación con la devolución de 111 obras de arte desde el Museo de Lérida a la Diócesis de Barbastro. El Tribunal ha declarado que corresponde al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Barbastro la competencia para seguir conociendo del asunto que la Generalitat de Cataluña le discutía.

La Generalitat consideraba que el juez no es competente puesto que se trata de una colección protegida por el patrimonio catalán, mientras que el magistrado rechazaba esta afirmación y trasladaba este asunto al Alto Tribunal de Conflictos para que decidiera. El Tribunal de Conflictos ha dado la razón al juez Carlos Lobón. 

Al respecto el letrado del Obispado de Barbastro-Monzón, Joaquín Guerrero, valora de manera positiva esta decisión. “El hecho de que ni siquiera se haya admitido acerca este final que se vislumbra más claro aunque nos pondrán las piedras que hagan falta para que el proceso se retrase”.

ENTRA CORTE GUERRERO JURIS

Según lo decidido por el Tribunal de Conflictos, el Juzgado de Barbastro debe resolver las solicitudes de aclaración y complemento de la sentencia que dictó dicho Juzgado el 10 de diciembre de 2019, que declaró que los bienes eran propiedad de distintas parroquias aragonesas de las que procedían, y que debían ser devueltos de forma inmediata a las mismas.

ENTRA CORTE GUERRERO JURIS 1

Asimismo, el Juzgado deberá ocuparse de la tramitación, en su caso, del recurso de apelación contra su sentencia. El Juzgado suspendió el procedimiento en enero de 2020 a efectos de recurso de apelación y de las solicitudes de aclaración y complemento de sentencia al plantear la Generalitat catalana el conflicto de jurisdicción tras dictarse la sentencia.