CULTURA

El Ayuntamiento de Barbastro convoca los premios internacionales literarios

El premio La Mueca del Pícaro incorpora el nombre de su creador y se denomina a partir de esta edición La Mueca del Pícaro-Joaquín Coll

Joaquín Coll
Los premios internacionales literarios de Barbastro recuerdan a Joaquín Coll que falleció el año pasado. 

El Ayuntamiento de Barbastro ha abierto la convocatoria de los premios internacionales literarios 2020, Novela Ciudad Barbastro, Hermanos Argensola de Poesía, La Mueca del Pícaro-Joaquín Coll, Nobela Curta en Aragonés Ziudá de Balbastro y Narrativa Escolar.

El galardón La Mueca del Pícaro se ha rebautizado como La Mueca del Pícaro-Joaquín Coll, en reconocimiento a su creador, Joaquín Coll Clavero que falleció el 10 de julio de 2019. El premio está dotado con 330 euros y el límite de veinte líneas de extensión para los relatos. Los premios internacionales literarios de Novela Ciudad de Barbastro y Hermanos Argensola de Poesía están dotados con 15.000 y 6.000 euros, respectivamente. El premio de Nobela Curta en Aragonés Ziudá de Balbastro está dotado con 2.100 euros, mientras que el Premio de Narrativa Escolar tiene distintas cuantías económicas.

La presidenta del área de cultura del Ayuntamiento de Barbastro, Blanca Galindo, explica que están “muy comprometidos y somos muy conscientes de la importancia que tienen los premios puesto que dan prestigio a la ciudad y por tanto los mantendremos y los potenciaremos”.

ENTRA CORTE BLANCA (VIVA NOTICIAS)

PREMIO LA MUECA DEL PÍCARO-JOAQUÍN COLL

En su vigésima edición, la de 2020, el galardón se ha rebautizado como La Mueca del Pícaro-Joaquín Coll. Certamen Internacional de Relato de Humor Hiperbreve, conservando su dotación de 300 euros y el límite de veinte líneas de extensión para los relatos.

Joaquín Coll Clavero formaba parte de la comisión de cultura que presidía el concejal Francisco Durán Aced, cuando creó La Mueca del Pícaro en 1993. En sus tres primeras ediciones, el premio admitía “cualquier técnica de expresión humana, susceptible de ser reproducida íntegramente por las artes gráficas, incluida la fotografía, el cómic, el chiste gráfico…”. En todo caso, se pretendía “manipular la sociedad hasta forzar su sonrisa, promover el júbilo y restituir en parte la capa de ozono”. En su cuarta convocatoria (1996) se limitó al ámbito literario, y dejó de convocarse hasta su regreso en el año 2001, esta vez con periodicidad bienal. A partir de 2010, el galardón pasa a ser anual; y en 2012, después de sucesivas modificaciones, sus bases establecen la extensión máxima de veinte líneas que rige actualmente.

En todo este tiempo, Joaquín Coll fue el presidente del jurado, que formó con Jaime Bruno y Javier Subías Oliván (de 1993 a 1996), José María Canut Altemir (años 2001 y 2003) y con Lolo Sampedro Gibanel y Jesús Cambra Berdún (de 2001 a 2019).

En la decisión de unir el nombre de Joaquín Coll al premio del que fue ideólogo y principal sostén, el Ayuntamiento de Barbastro también ha valorado su implicación en el conjunto del certamen literario. Ya en 1973 formaba parte del jurado del desaparecido Premio Altoaragón al mejor cuento o narración breve en lengua aragonesa o ribagorzana. Un año después, iniciaba su primera etapa en el jurado del premio Hermanos Argensola, labor que retomó en 1990, impulsando y diseñando el primer libro en la historia del galardón poético, poemario que editó el propio Ayuntamiento en la denominada Colección Almerge. Coll permaneció ligado al Premio Hermanos Argensola hasta el año 2003, compaginándolo con La Mueca del Pícaro.

JOAQUÍN COLL CLAVERO

El barbastrense Joaquín Coll falleció el 10-7-2019. Los barbastrenses despidieron a uno de sus vecinos más queridos por su implicación en causas sociales, políticas, asociaciones y medios de comunicación

Joaquín Coll Clavero (Lascellas, 1944) falleció en Zaragoza dejando un gran vacío en la vida cultural, social y política de la ciudad del Vero. Barbastro lloró la muerte de uno de sus vecinos más activos a nivel social, cultural y mediático, que fue concejal socialista en el Ayuntamiento, director de Femaarc, presidente de la Asociación de Amigos del Tren del Alto Aragón, uno de los primeros afiliados a UGT en la zona, y uno de los promotores de la Asociación Cultural del Somontano, entre otras actividades en las que participó a lo largo de su vida.

Joaquín Coll desarrolló su labor profesional en el Hospital de Barbastro pero estuvo íntimamente vinculado a la vida local, desde la política como concejal, y a distintas causas, como la reivindicación de la construcción del Hospital de Barbastro o el impulso a la Fiesta del Crespillo y el Tomate Rosa de Barbastro.

Además, dejó un importante legado sobre la gastronomía del Somontano, tanto en forma de programas radiofónicos en Radio Cadena Española y Radio Barbastro Aínsa, y artículos en El Cruzado Aragonés. Además, en 2002 publicó el libro ‘Manjares del Somontano’. En 2014 publicó 'En torno a la relojería de Lascellas', donde dejó constancia de la historia del taller que fundó su bisabuelo.

También fue muy destacada su labor en la primera Fiesta del Crespillo que se organizó en Barbastro, formando parte del hornillo de Dorita Mur, que falleció hace unos meses.
Gran amante de la poesía, Joaquín Coll era un habitual del jurado del Premio Certamen Internacional de Humor Hiperbreve “La Mueca del Pícaro” y del de Novela Corta “Ciudad de Barbastro”.

Con su pérdida, Barbastro se ha quedado sin su infatigable colaboración en todas estas y más causas, y ha perdido su voz tranquila y amable, pero siempre guardará el recuerdo de un vecino comprometido con su ciudad.


Comentarios