jaca

El Ayuntamiento de Jaca pide al Ejército que aleje el helipuerto de las viviendas

La vecina herida permanece en estado “muy grave” en la UCI del hospital Clínico de Zaragoza

Acuartelamiento San Bernardo de Jaca
Acuartelamiento San Bernardo, sede de la Escuela Militar de Montaña y donde aterrizan los helicópteros

La idea de alejar el helipuerto del Acuartelamiento San Bernardo de Jaca de la zona de viviendas se ha reactivado tras el accidente que mantiene hospitalizada en estado “muy grave” a la vecina herida por la caída de ramas la semana pasada. El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, se reunía este lunes con los máximos representantes del mando militar en la provincia para tratar este asunto y trasladar su petición. El proyecto que está encima de la mesa es el de trasladar el helipuerto a la parte trasera de la Escuela Militar. Para ello va a enviar una carta a la Ministra de Defensa.

La idea que propone el alcalde, y que asegura que ya trasladó al comienzo de la legislatura, es que se usen las obras de la futura variante para rellenar con escombros un terreno de la parte trasera de la Escuela Militar, sin viviendas cercanas.

Mientras tanto, el Ejército ha abierto una investigación para esclarecer las causas del accidente y ha suspendido los aterrizajes que no sean de emergencia en esa zona. Una de las opciones que baraja el Ejército es usar el aeródromo de Santa Cilia para determinadas maniobras, algo que no está concretado.

El alcalde de Jaca se ha reunido con el subdelegado de Defensa de Huesca, el Coronel José María Rivera y con el Coronel David Vaquerizo, el Jefe del Regimiento de Infantería Galicia 64 de Jaca. La decisión provisional dependerá de Defensa.

Juan Manuel Ramón, por su parte, ha querido dejar claro que apoya la base de Jaca como zona de maniobras y rescates y que ello va a seguir siendo así. También diferenciaba los vuelos de urgencia con las maniobras de formación y los helicópteros de la propia Escuela Militar con los del Ejército de Tierra, que “son los que han generado más molestias” y los que sobrevolaban la zona cuando su vuelo impulsó la caída de ramas en la calle Albareda.

Comentarios