jaca

Jaca realiza 300 test covid a los niños de la Escuela de Verano, pero algunos padres se niegan

Algunos padres han comenzado una recogida de firmas al entender esta prueba "innecesaria" e "invasiva"

Escuela de Verano de Jaca
Escuela de verano de Jaca

Desde el pasado jueves, el ayuntamiento de Jaca ha realizado más de 300 test de antígenos a todos los niños y monitores que acuden a la Escuela de Verano municipal. Algunos padres no están de acuerdo con este cambio de criterio, se niegan a que sus hijos se sometan a uno de estos test que consideran “invasivos” sin ser “estrictamente necesarios” y, además de perder la plaza de sus hijos en la Escuela de Verano, han iniciado una campaña de recogida de firmas.

La decisión, explica el concejal de deportes, Domingo Poveda, se tomó tras la orden sanitaria del Gobierno de Aragón del 22/07/2021. “El servicio jurídico del Ayuntamiento interpretó que debían solicitar algún tipo de prueba diagnostica que certificase que los niños no tienen covid-19 (un certificado de haber pasado la enfermedad, un test PCR 72 horas antes, un test de antígenos 48 horas antes o la pauta completa de vacunación). Por prevención, a la vista del elevado número de casos en la ciudad, se decidió así”, explica el concejal responsable, que añade que el coste lo financia el propio ayuntamiento.

Pero algunos padres se niegan a que sus hijos pasen por esta prueba de antígenos (con la introducción del hisopo en la cavidad alta nasal como en las PCR) y sus hijos han perdido la plaza que ya tenían asignada. Quienes firman esta petición publicada en charge.org entienden que esa orden no establece tal obligación y no están de acuerdo con la interpretación del ayuntamiento.

Consideran que “esta prueba es innecesaria puesto que se realiza justo antes del inicio de la colonia, aunque los niños no tengan ningún tipo de síntoma, y sin que además sean grupos burbuja, puesto que no se trata de colonias con pernocta como indica en la nueva orden, algo ambigua, de sanidad del Gobierno de Aragón. Los niños duermen en sus casas, se juntan con sus familiares y amigos, por lo que esta prueba carece de sentido sanitario, y parece más una forma de evitar responsabilidades administrativas”, explican en su escrito.

“Ante esta polémica y en defensa de los niños”, continúa la petición, un grupo de padres y madres ha iniciado una recogida de firmas “a favor del cuidado y la defensa de los niños, que ya están viviendo suficientes situaciones desagradables a raíz de la pandemia”, y solicitan tanto al Ayuntamiento de Jaca, como al Gobierno de Aragón que permitan el acceso a los niños cuyos padres no hayan aceptado esta obligación; que “se tomen otro tipo de medidas de prevención menos invasivas como la toma de temperatura antes de comenzar el día”; y que “esta petición se considere para futuras decisiones, anteponiendo el cuidado de los niños, para que no tengan que someterse a ningún tipo de prueba diagnóstica sin ser estrictamente necesaria”.