infraestructuras

El pleno municipal de Jaca vuelve a pedir a Fomento que ejecute la variante

El Ayuntamiento aprobaba por mayoría una propuesta del PAR que insta al Ministerio a acelerar la ejecución de la conexión de las autovías A-21 y A-23

Imagen el proyecto de la variante
mapa variante Jaca

El proyecto para construir la conexión de las autovías A-21 y A- 23 para evitar el tráfico por la ciudad, la llamada variante de Jaca, volvía este miércoles al pleno del Ayuntamiento de Jaca. El PAR presentaba una propuesta para instar al Ministerio a que determine definitivamente el trazado y acelere su ejecución. Votaban a favor, PSOE, PP, PAR, CHA y Vox. Ciudadanos votaba en contra. La propuesta no especifica el trazado, pero el proyecto elaborado por el Ministerio pasa por el norte de la ciudad, el que sobreentendían todos los grupos municipales a la hora de votar favorablemente el texto.

De esta forma volvía a salir adelante una propuesta similar a la que también se aprobó en 2017, pero en esta ocasión se sumaban al apoyo PP y CHA.

El portavoz de +Jaca se ausentaba de la votación, una situación que recomendaba la secretaria municipal al considerar que podía haber conflicto con intereses particulares. La secretaria también lo consideraba para la portavoz de Ciudadanos, pero ésta negaba ningún interés personal y ejercía su voto.

Entre las explicaciones a favor de la propuesta, todos los grupos hablaban de la “necesidad” y “urgencia” de construir una variante cuanto antes teniendo en cuenta que las obras del resto de tramos de las autovías hacia Huesca y Pamplona van avanzando, lo que supondrá, entienden, un aumento del tráfico, que si no existe variante pasaría por el centro de la ciudad, por la travesía de la N- 330.

En estos momentos el proyecto del trazado norte esta judicializado, algo a lo que aludía la concejal de Ciudadanos, Matilde Campo, para mostrar su disconformidad con una propuesta que entiende “ambigua y poco innovadora”.

La portavoz socialista, Olvido Moratinos, considera que el proceso judicial “no paraliza nada porque no hay medida cautelar”, y añadía que el Ayuntamiento de Jaca continúa “trabajando entre bambalinas” para impulsar el proyecto.

La variante de Jaca cuenta con la oposición de la plataforma ciudadana “Jaca sin perder el norte”, contraria a ese trazado. La plataforma ha llevado a los tribunales el proyecto por motivos medioambientales y por afecciones a los vecinos de la zona norte. Considera que la evaluación de impacto ambiental está obsoleta y dudan de la necesidad de un corredor que atraiga mercancía pesada por el Pirineo.  

En el pleno de este miércoles se esgrimían argumentos a favor del trazado hablando de un proyecto que soterra el tramo más cercano a la población y aludiendo a su antigüedad. “Hace más de 15 años ya se sabía que iba a pasar por allí”, argumentaba Fran Aísa, que añade que “con esta votación son más de 5000 votantes representados a favor frente a los cerca de 6000 que votaron en las anteriores elecciones.”

Variante Jaca por su trazado norte.
Proyecto de un tramo de la variante por su trazado norte