JACA

El Ayuntamiento restringe el agua de riego en Atarés, Villanovilla, Jarlata y Osia

Problemas en el abastecimiento obligan a llevar agua en cisternas. Barós lleva dos meses con “un hilillo de agua” en el grifo

pleno municipal Jaca agosto 2019
Vecinos y trabajadores asistían al pleno municipal para exigir soluciones a los problemas de agua

Fugas en los conductos, el aumento de consumo de boca y riego o la escasez de agua en los manantiales vuelven a provocar este verano que varios pueblos del municipio de Jaca tengan problemas de abastecimiento, incluso en agua de boca. La solución de urgencia que ha adoptado el Ayuntamiento ha sido firmar un bando, este mismo miércoles, para restringir el agua de riego. Es una solución a corto plazo, pero desde el consistorio reconocen que es necesario hacer un plan integral de todo el ciclo de agua de Jaca, porque los problemas también se encuentran en la potabilizadora y la depuradora de Jaca.

Los trabajadores de la depuradora llevan meses sufriendo retrasos en sus pagos
Hay varios problemas relacionados con el abastecimiento de agua. Otro de ellos afecta directamente a los seis trabajadores de la depuradora, que llevan ocho meses con retrasos de pago en sus salarios. La empresa alega problemas económicos y tampoco está cumpliendo con su obligación de pagar a proveedores, lo que también afecta a los suministros necesarios para la correcta depuración del agua.

El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, reconoce estos graves problemas y explica que han abierto varios expedientes sancionadores a la empresa, con quien están a la espera de una reunión.

Los mismos trabajadores también denuncian el perjuicio que los incumplimientos de la empresa está generando a todos los jacetanos, tanto por los vertidos al río Gas, “en estos momentos estamos contaminando el río y esto pasa desde julio”, denunciaba Antonio Santoro, uno de los trabajadores. El alcalde reconoce que si es así, esto supondrá sanciones de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Ramón apunta a la necesidad de una solución global y a largo plazo para el ciclo integral del agua, tanto para el abastecimiento a pueblos como para el correcto funcionamiento de la potabilizadora y la depuradora. Ello, asegura, “es un compromiso firme de este mandato, centrar la mayor parte de nuestros esfuerzos en solucionar los problemas de agua y planificar una solución a largo plazo.”

Por el momento, van a adjudicar la obra de una nueva balsa que esperan que para el año que viene ya elimine la necesidad de cisternas y restricciones en algunas de las localidades.

Comentarios