comarcas

El Bajo Cinca confía en que el brote del Segrià no frustre su vuelta a la normalidad

Este lunes Sanidad del Gobierno de Aragón volverá a reunirse con la zona oriental para determinar si se quedan en la fase 2 o no

Imagen de las pruebas PCR realizadas el pasado domingo en la empresa La Espesa de Zaidín
Imagen de las pruebas PCR realizadas el pasado domingo en la empresa La Espesa de Zaidín

La posibilidad confinar parte de Lérida afecta en parte a la provincia de Huesca. La zona oriental mantiene estrechas relaciones comerciales y sociales con las comarcas catalanas vecinas. Desde el Bajo Cinca, cuyo presidente de la comarca es Marco Ibarz, explica que ya a lo largo de esta semana han ido notando las medidas impuestas por la Generalitat, en cuestión de controles y tras este endurecimiento "nos mantendremos a la espera de lo que pase en los próximos días".


Cabe recordar que este lunes la zona oriental de Aragón vuelve a reunirse con Sanidad para actualizar la evolución epidemiológica de las cuatro comarcas en fase 2 y decidir si volverán a la normalidad o no. Ibarz confía en que el rebrote en Lérida no repercuta en los resultados de Aragón.


Ibarz, que es además alcalde de Zaidín, localidad donde surgió el primer brote en la empresa frutícola "Frutas La Espesa", añade que el ambiente de sus vecinos es ahora tranquilo. "Sí que los primeros días, cuando se determinó que volvieramos a la fase 2 se notaba cierto nerviosismo, pero ahora la gente se ha calmado", concluye el zaidinés.

Comentarios