sucesos

El barranco de La Clamor se desborda a su paso por Pomar de Cinca

El municipio lleva 15 años reclamando a la CHE que lo limpie para evitar situaciones como las de las últimas horas, con zonas de la localidad anegadas

Pomar de Cinca

Las lluvias caídas en las últimas horas en la zona del barranco de La Clamor han provocado su desbordamiento a su paso por Pomar de Cinca, inundando la zona más próxima donde hay un parque, una pista de pádel y un aparcamiento. Según explicaba la alcaldesa de la población, Elisa Sancho, menos mal que los contenedores de recogida de residuos sólidos están amarrados, si no podrían haber aparecido varios kilómetros aguas abajo.

El desbordamiento ha sido en esta ocasión notablemente peor al del año 2016, cuando los ayuntamientos por cuyos términos discurre el barrando La Clamor ya urgieron a la CHE actuaciones de limpieza.

Sancho apunta que desde hace 15 años se viene reclamando a la Confederación Hidrográfica del Ebro la limpieza del cauce donde hay árboles, arbustos y ramas que han sido los causantes que se desbordara La Clamor al hacer de presa natural. En este sentido, la alcaldesa lamenta la dejadez de esta administración con las reiteradas solicitudes que, en este sentido, se vienen haciendo desde los ayuntamientos.“Es más sostenible, económico y eficaz la limpieza de los cauces”, ha afirmado Elisa Sancho, “y de ese modo se evitaría llegar a la situación indignante para quienes vivimos en el territorio”.

Una vez más tendrá que ser el Ayuntamiento el que haga frente a todos los destrozos ocasionados”. El desbordamiento ha sido en esta ocasión notablemente peor al del año 2016, cuando los ayuntamientos por cuyos términos discurre el barrando La Clamor ya urgieron a la CHE actuaciones de limpieza. "Ahora volverán a reclamar daños y perjuicios y una limpieza que urge para evitar que se repitan situaciones como la de las últimas 24 horas", añade Sancho.

El desbordamiento ha provocado que los accesos a las casas próximas al barranco están inaccesibles para sus vecinos, al igual que ocurre con los accesos a garajes, a las granjas y a las infraestructuras deportivas, que están completamente anegadas por el agua.

Del mismo modo ocurre con el lavadero, el merendero, un transformador eléctrico al que el agua está a punto de anegar o varios caminos rurales que acceden a granjas y a diversos equipamientos municipales. "Todos ellos se encuentran totalmente inaccesibles. Y ello sin contar los desprendimientos de laderas y cunetas".


El Ayuntamiento de San Miguel de Cinca, al que pertenece Pomar de Cinca, insta a la CHE a limpiar los cauces de los ríos y barrancos de su competencia "porque la falta de su mantenimiento provoca que, cuando hay lluvias intensas, se desborden y provoquen daños que luego tienen que sufrir sus habitantes y, además el ayuntamiento, con menos recursos, debe hacer frente a los gastos generados". "Las personas son antes que las limpiezas de cauce, si queremos que el territorio esté habitado", finalizaba Sancho.

El Ayuntamiento de San Miguel de Cinca va a mandar una carta a la Confederación Hidrográfica del Ebro explicando que cada vez que hay lluvias de este tipo el barranco de La Clamor se desborda. "Hace ya varios años que venimos pidiendo la prevención en este tipo de actuaciones, pero no se acuerdan de nosotros", lamentaba la alcaldesa, Elisa Sancho, para quien sería más efectivo y menos cuantioso económicamente "hacer labores de mantenimiento y limpieza de los cauces".

Comentarios