TURISMO

El borrador del Decreto de casas rurales, de nuevo a examen

La directora General de Turismo, Marisa Romero, lanza un mensaje de tranquilidad y pide que no se malinterpreten las medidas incluidas

Las casas de turismo rural se han convertido en una gran fuente de ingresos para el turismo
Turismo Rural Casa

El sector turístico sigue expectante sobre el borrador del Decreto de Reglamento de Casas Rurales en Aragón. Hubo 37 alegaciones al documento. Desde la Dirección General de Turismo aseguran que han recogido muchas de ellas y este miércoles el Consejo Territorial del área revisará las modificaciones. Son ya más de dos años de trabajo para elaborar esta normativa, que afectará especialmente a la provincia de Huesca por el simple hecho de que aquí se ubican más de un 50% de los 1.500 alojamientos rurales registrados en la comunidad autónoma. El nuevo sistema se regirá por espigas para identificar la categoría de calidad; cada clasificación con unos requisitos específicos. Las dudas sobre su eficacia siguen latentes. Desde la Asociación Turismo Verde, su presidente, Francisco Parra, considera que "limita las posibilidades de emprendimiento" en este área, algo que en "el medio rural se debe tener en cuenta".

Desde la Dirección General de Turismo indican que recoge muchas de las 37 alegaciones que se presentaron. El próximo 9 de mayo el Consejo Territorial del área revisará el documento con el objetivo de exponer y comentar ampliamente el conjunto del Decreto en el que llevan más de dos años trabajando.  Esta normativa actualizará el Decreto 69/1997 que se encuentra obsoleto.

Tras varias reuniones con los representantes empresariales de las casas rurales, Faratur y Turismo Verde, y ahora, a través de las alegaciones, también con las comarcas, competentes en la materia y otras entidades, se concluye con este borrador del decreto. La directora General de Turismo, Marisa Romero, transmite un mensaje de tranquilidad porque se está adaptando el contenido de la mano del sector y es necesario que no se malinterpreten las medidas incluidas.

Por otro lado, ha señalado que "los cambios siempre generan intranquilidad pero es obvio que no se va a cerrar ninguna casa rural existente pero también es preciso que, después de 20 años, adaptemos la normativa a la situación actual, a los cambios turísticos y a las nuevas expectativas de quienes nos visitan". Además, la directora general ha recordado que es una petición unánime del sector.

Marisa Romero ha recordado que "este Decreto no tiene carácter retroactivo" de manera que las casas rurales abiertas en estos momentos se reclasifican directamente como una espiga, si actualmente son básicas, o tres espigas si actualmente son superiores. Aquellas casas rurales que deseen aumentar la categoría de su alojamiento sí deberán acogerse a la nueva normativa y cumplir los criterios y requisitos contemplados en este Decreto o, en su caso, solicitar dispensa.
En el conjunto de Aragón, a 31 de marzo de 2018, hay inscritas en el Registro de Turismo de Aragón un total de 1.556 casas rurales, de las que 756 son de Categoría Básica (48,6%) y 800 de Categoría Superior (51,4%). A partir de este Decreto, las casas rurales se podrán clasificarán en cinco categorías representadas por espigas.

Entre las novedades que recoge este nuevo borrador se determina que las casas rurales podrán estar ubicadas, tal y como plantean las comarcas, en asentamientos tradicionales de hasta 2.000 habitantes. El primer borrador recogía la cifra de mil.

Marisa Romero ha explicado que una de las cuestiones que más dudas ha generado en el sector ha sido el tema de la accesibilidad. El nuevo texto indica que "tendrán que cumplir con los criterios establecidos aquellas casas rurales de nueva inscripción cuando tengan una superficie, en planta no accesible, superior a 200 metros cuadrados útil como alojamiento". En estos casos se deberá contemplar la instalación de ascensor o sistema de elevación alternativo, salvo que en la planta accesible ya se cuente con una habitación adaptada.

Otra novedad de este borrador es que la anchura mínima de las escaleras y pasillo será de un metro para las casas rurales de una, dos y tres espigas. La anchura de pasillos y escaleras de 1.20 metros mínimo para cuatro y cinco espigas.

Casas Rurales de categorías superiores

Las Casas Rurales de categorías superiores (cuatro y cinco espigas) deberán cumplir una serie de requisitos para poder acceder a las mismas. Marisa Romero recuerda que "en la oferta turística de Aragón debemos contar con ciertos establecimientos que ofrezcan un servicio para aquellos visitantes que buscan más excelencia pero es lógico entender que para acceder a estas categorías el servicio y las condiciones deben ser más exigentes". En este sentido, ha señalado que, en la categorías de camping o de hoteles ocurre lo mismo y ha puesto como ejemplo que, en Aragón, tan solo hay cuatro hoteles de cinco estrellas de los 478 hoteles de Aragón.

Algunos de los criterios para obtener estas categorías son el servicio de limpieza diaria y el cambio de toallas y sábanas diario. Del texto se suprimen algunos requisitos establecidos anteriormente solo para la categoría de 5 espigas, tales como la carta de almohadas, que será opcional, y la obligación de contar con servicio de lavandería y planchado de ropa.

Comentarios