SOCIEDAD

El colegio San José de Calasanz de Barbastro celebra el Día Internacional del Niño con Cáncer

Aspanoa atendió el año pasado a 196 niños con cáncer. Los alumnos barbastrenses crearán un enorme lazo dorado en el patio

Escolapios Día contra el cáncer infantil Barbastro
El colegio San José de Calasanz de Barbastro celebró el año pasado el Día Internacional contra el Cáncer infantil.

Con motivo del Día Internacional del Niño con Cáncer, que se celebra este viernes 15 de febrero en todo el mundo, Aspanoa, la asociación que atiende a los niños con cáncer de Aragón, quiere expresar su malestar por la falta de derivación de adolescentes con cáncer a Oncopediatría.
Además, lo celebra en distintos centros escolares, como el colegio San José de Calasanz Escolapios de Barbastro, donde los alumnos formarán un enorme lazo dorado en el patio del recreo a las 12.30 horas. En total, 13 centros educativos aragoneses van a participar estos días en diferentes actos en apoyo a los niños con cáncer de Aragón, sumando casi 5.500 alumnos.

Aspanoa atendió el año pasado a 196 niños y adolescentes con cáncer en las distintas fases de la enfermedad. De ellos, 134 eran residentes en la provincia de Zaragoza, 25 en la Huesca, 12 en la Teruel y 25 de La Rioja (esta Comunidad carece de unidad de Oncopediatría y gran parte de sus niños afectados son derivados a Zaragoza). En 2018, la provincia de Huesca registró 5 nuevos diagnósticos; y la de Teruel, 3.

Este año, la reivindicación se centra en insistir en la necesaria derivación de adolescentes con cáncer a Oncopediatría. El Gobierno de Aragón aprobó en el verano de 2017 que estos menores de entre 15 y 18 años fueran atendidos en Oncopediatría en lugar de en las unidades de adultos. Pero, en este año y medio, tan solo han sido derivados dos casos, cuando se calcula que, en esta franja de edad, se registran entre 8 y 10 diagnósticos nuevos cada año en Aragón.

Aunque es cierto que la Consejería de Sanidad está tomando nuevas medidas para que esta orden sea efectiva, como la reciente creación del Comité Autonómico de Tumores Infantiles, Aspanoa entiende que se podría hacer mucho más, por ejemplo, reforzando los protocolos médicos y aumentando la difusión de esta orden en las distintas unidades de Oncología de adultos que hay en Aragón.

Derivar a los adolescentes a Oncopediatría es una recomendación que desde hace años hace el Ministerio de Sanidad y las sociedades médicas y científicas. Y se fundamenta en que las causas y el tratamiento del cáncer adolescente son más similares al cáncer infantil que al de adultos.

También estos menores tendrían más posibilidades de participar en ensayos clínicos y, por supuesto, se entiende que se encontrarían más cómodos rodeados de pacientes más cercanos a su edad que con personas de avanzada edad. Además, estando en Oncopediatría, tanto ellos como sus padres podrían beneficiarse de todos los servicios que Aspanoa presta allí.

Comentarios