agricultura

El cultivo del almendro orgánico podría aumentar hasta un 59% sus ingresos

Lo demuestra un estudio que compara el cultivo orgánico en las explotaciones aragonesas respecto al cultivo en convencional

La primavera va tomando cuerpo en la provincia de Huesca
El estudio comparativo entre ambos cultivos se ha hecho por Agrocultívate junto con la Estación Experimental CSIC Aula Dei


Agrocultívate junto con la Estación Experimental CSIC Aula Dei han presentado los resultados y conclusiones del ensayo comparativo del sistema de manejo convencional del almendro frente al sistema de manejo del cultivo en orgánico. Un estudio que se enmarca dentro de la línea de Transferencia Agroalimentaria del Gobierno de Aragón y que se ha desarrollado en los últimos 2 años, y en el que se han seleccionado como parámetros comparativos 4 sistemas de manejo: 2 convencionales y 2 orgánicos. El ensayo ha permitido conocer de manera objetiva cuál es la repercusión que cada sistema tiene sobre la producción de almendra y sobre los factores medioambientales y la fertilidad del terreno. Y demuestra que, aunque la producción de almendro es menor en los sistemas de manejo con tratamientos orgánicos, la caída de la producción se compensa con los precios, superiores en el producto en ecológico frente al convencional. La producción de almendro con tratamientos orgánicos ha logrado una cifra de ingresos un 59% superior a la del mismo producto en convencional.

Durante un periodo de tiempo de un año, desde su inicio en febrero de 2020 hasta octubre de 2020, el equipo de expertos (formado por Agrocultívate y CSIC Aula Dei) ha medido diferentes factores, entre los que se encuentran las plagas y las enfermedades, y su afección en los diferentes tratamientos a través de un manejo adecuado de cada sistema. Con los datos obtenidos, el equipo de Agrocultívate ha evaluado factores físicos, químicos y microbiológicos del suelo, la producción del cultivo y los factores económicos.

El objetivo del ensayo es la evaluación del manejo y aplicabilidad de diferentes sistemas de producción orgánicos aplicados al cultivo del almendro en el clima del valle del Ebro.

La transición de agricultura convencional a ecológica es uno de los objetivos que persigue la UE y tanto España como Aragón están trabajando para conseguir los objetivos marcados desde Bruselas hacia una agricultura más verde. Por ello, el agricultor necesita estrategias fiables, que aseguren la producción y la viabilidad de las plantaciones de almendro en ecológico, a pesar del tipo de producción.

El cultivo orgánico cuenta con refutadas ventajas frente al cultivo convencional en aspectos como: la eficiencia del uso de los recursos naturales y la economía circular (suelo, agua de lluvia y riego, fauna, microbiología y flora), la mejora sobre la gestión de fertilizantes orgánicos y químicos, la reducción del uso de productos fitosanitarios (plagas, enfermedades y malas hierbas) y su ayuda en la lucha para minimizar la huella de carbono en las explotaciones agrícolas.

Desde Agrocultívate consideran que, en este sentido, las estrategias y medidas que los productores pongan en marcha deben ser cuantificadas y cuantificables. Por ello se ha puesto en marcha este estudio en el que se evalúa, por una parte el manejo y producción del almendro orgánico frente al convencional para establecer un sistema fiable para el agricultor, y por otra, los factores físicos, químicos y microbiológicos del sistema para la comprobación de la mejora medioambiental del cultivo orgánico frente al convencional.

Del ensayo se desprende que, respecto al impacto de las plagas en ambos sistemas de cultivo, las diferencias entre tratamientos no son significativas ya que los niveles de afección de estas se han mantenido en cotas sin variaciones reseñables. El estudio también ha desvelado que la presencia de cubierta vegetal en sistemas convencionales llevó a una mayor conservación de agua en el suelo. Así como el uso de esta cubierta junto con el manejo orgánico han registrado una mayor actividad en el terreno y la generación de un nivel mayor de biomasa de microorganismos en los mismos. Otras de las ventajas que registra el manejo del cultivo en orgánico ha sido la detección de un índice superior de contenido de fracciones lábiles de carbón orgánico del suelo respecto al manejo convencional, así como mayores tasas de fósforo en el terrero.

Agrocultívate es una empresa creada en 2016, por técnicos con una dilatada experiencia agrícola, con el fin de solucionar los problemas técnicos a los agricultores en sus explotaciones. Mediante un sistema de asesoramiento continuo durante todo el ciclo de cultivo, se controlan los parámetros bióticos y abióticos para que el agricultor obtenga el mayor rendimiento económico en su explotación con el menor impacto ambiental posible. Con las investigaciones científicas y experiencias propias que se van adquiriendo mediante el trabajo continuo de campo también se realizan formaciones a los agricultores para maximizar el porcentaje de éxito de estos con sus cultivos. Con estos fines, actualmente se está trabajando en explotaciones muy variadas y con más de 6.000 hectáreas de cultivo, entre Aragón, Cataluña y las Islas Baleares.