TRADICIONES 

El descenso de nabatas por el río Cinca, protagonista en mayo en Sobrarbe

Los nabateros descenderán desde Laspuña hasta Aínsa el próximo 22 de mayo

Descenso nabatas
Los Nabateros de Sobrarbe descenderán por el río Cinca el domingo 22 de mayo.

La Asociación de Nabateros de Sobrarbe decidía celebrar la 36 edición del descenso de nabatas, que fue suspendido en los dos últimos años debido a la covid-19. En la actualidad, la situación de la pandemia está remitiendo y por tanto ahora se retomará, según confirma, Félix Buil, presidente de la asociación.

ENTRA CORTE NABATAS RETOMA

El descenso por el río Cinca está previsto para el día 22 de mayo y los nabateros descenderán desde Laspuña hasta Aínsa. El evento pretende recordar este antiguo oficio y homenajear a los nabateros que arriesgaban sus vidas en el transporte de la madera. En el año 1941 tuvo lugar el último descenso nabatero profesional. La Asociación de Nabateros de Sobrarbe recuperó en 1984 esta tradición que este año cumple el 36 aniversario.

La Comarca de Sobrarbe fue el primer territorio aragonés que impulsó y consiguió que estas plataformas volvieran a descender por un río como homenaje a los antiguos nabateros. La fiesta de las nabatas fue declarada Bien de Interés Cultural Inmaterial. Para Sobrarbe el descenso es un gran acontecimiento turístico y social que se ha convertido en un fenómeno de masas.

La tradición nabatera del Cinca, transporte de los troncos de madera por el río desde el Pirineo hasta Tortosa en el Mediterráneo, se remonta al SXVI época en la que ya se encuentran los primeros documentos escritos sobre esta peligrosa profesión.

Descenso de nabatas por el Gállego
Descenso de nabatas por el Gállego. 

Los nabateros del Gállego recuperaban el descenso con numeroso público

Los nabateros del Gállego realizaban el pasado domingo día 24 de abril, la XVIII edición del descenso del Gállego. Una cita que reunía a numeroso público a lo largo de todo el recorrido de algo más de siete kilómetros. Pese a que las predicciones no eran nada positivas, finalmente respetaba el tiempo y se podía realizar el descenso.

El recorrido, no exento de ciertas complicaciones, se realizaba sin problemas por parte de las dos nabatas de dos y tres trampos. Unas embarcaciones de cerca de 4.000 y 5.000 kilos de peso que dependiendo del caudal y el ritmo del Gállego se hace complicado poderlas controlar.

"El transporte fluvial de la madera", candidato a Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. El descenso de nabatas de Sobrarbe, Galliguera (Biscarrués) y Hecho en la provincia de Huesca se reconoce en Europa.

La comisión de la Unesco comunicaba que el expediente de la candidatura internacional "El transporte fluvial de la madera", presentado por Austria, Chequia, Alemania, Letonia, Polonia y España el día 29 de marzo de 2021, se había aceptado para su posible inscripción en la lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El descenso de nabatas que se realiza cada año en la provincia de Huesca por los nabateros de Sobrarbe, Galliguera (Biscarrués) y Hecho pretende recordar este oficio que fue importante en su momento, y que ahora se reconoce en Europa en una candidatura internacional.

La Asociación Internacional de Nabateros decidía que Polonia presentara a la Unesco la candidatura para que el transporte fluvial de la madera sea declarado Patrimonio Mundial Inmaterial de la Humanidad. Los países con tradición de transporte fluvial de la madera, entre ellos España, apoyan la candidatura.

El departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón declaraba "Bien de interés cultural inmaterial" la cultura del transporte fluvial de la madera en Aragón. Se reconocía y protegía de esta forma una actividad tradicional que constituye una parte esencial del patrimonio etnológico aragonés y que sigue viva mediante la celebración anual de descensos de nabatas. Además, el Gobierno de Aragón se adhería al proyecto de candidatura de la cultura del transporte fluvial de la madera para que sea incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. Se trata de una candidatura compartida con Navarra, Cataluña, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana.

Nabata
Las nabatas preparadas para el descenso.

BREVE HISTORIA DE LAS NABATAS EN SOBRARBE

Las Nabatas se han convertido en un fenómeno de masas en la Comarca de Sobrarbe y constituye uno de los acontecimientos turísticos y sociales más importantes de la primavera.
La tradición nabatera del Cinca se remonta al S.XVI, época en la que encontramos los primeros testimonios de esta peligrosa profesión en localidades como Laspuña, Puyarruego y Escalona.

Este oficio no sufrió ninguna evolución con el paso de los años. La lentitud y peligrosidad de la labor junto con la llegada al valle de los primeros camiones de carbón y leña hicieron que se extinguiera esta forma tradicional de transporte. Por otra parte la regulación del Cinca y el Ebro, con la construcción de presas y pantanos hicieron inviable del todo este método de navegación.

La nabata es un antiguo sistema de transporte de los troncos de madera de las zonas productoras de la montaña a las serrerías, situadas en las partes bajas de los valles. El trayecto iba desde el Pirineo hasta Tortosa en el Mediterráneo.