coronavirus

El director de la residencia de Ansó lanza un SOS: "Los trabajadores tienen miedo de volver a sus casas"

Ninguno de los residentes presenta síntomas de contagio tras el positivo, pero permanecen aislados todo el día en sus habitaciones

Alfonso Pardo, director de la residencia de Ansó en la que se ha confirmado un caso de coronavirus, quiere lanzar un llamamiento a las autoridades sanitarias para que les den una solución. Pide que se faciliten test de detección de la enfermedad, pero se los han denegado porque nadie presenta síntomas. "Entendemos que la situación es difícil pero nos sentimos impotentes y hay miedo", explica el responsable de esta residencia privada. "Los ancianos no salen de sus habitaciones, los visitamos varias veces al día, pero no tenemos material adecuado y muchos trabajadores tienen pánico de volver a sus casas, donde también tienen familiares mayores y no saben si les pueden infectar".

El Departamento de Sanidad explica que sigue estrictamente el protocolo establecido por el Ministerio y asegura que los test no son recomendables antes de tener síntomas. "Es el protocolo que se está siguiendo en todas las residencias", explican fuentes oficiales del Departamento.

La situación, según explica Alfonso Pardo, es de de gran presión. Uno de los residentes está ingresado en el hospital y el resto, "estamos todos bien", explica. Pero "no tenemos material adecuado y sabemos que ha habido un caso y esta persona ha estado en contacto con el resto de usuarios y trabajadores del centro", subraya. Hay trabajadoras, añade, "que se están planteando habilitar un cuarto de la residencia para quedarse allí a dormir y no volver a sus casas por evitar un posible contagio a sus familiares mayores".

Le preocupa también que la situación se alargue. "Los usuarios están sin moverse de sus habitaciones todo el día, esto no se puede mantener".

Comentarios