GASTRONOMÍA

El espárrago, el tomate rosa y las judías: lo mejor de la huerta barbastrense

Los expertos gastronómicos Joaquín Coll Clavero e Ismael Ferrer Pérez ofrecieron en la UNED de Barbastro una charla en el proyecto ‘Gusto a tradición’

Ismael Ferrer y Joaquín Coll conferencia UNED
Los expertos gastronómicos Ismael Ferrer y Joaquín Coll, en los momentos previos a su conferencia en la UNED de Barbastro.

La UNED de Barbastro acogía este viernes la conferencia ‘Historia y Estado de la Huerta y la Gastronomía Tradicional’ en el marco de proyecto Gusto a Tradición, una iniciativa en torno al patrimonio alimentario del Somontano, promovida por la Comarca de Somontano de Barbastro, y por el Ministerio de Cultura y Deporte, que pretende la transmisión y difusión del conocimiento sobre la gastronomía, las elaboraciones culinarias y las variedades hortícolas del Somontano.

“Como legumbre, destacan las judías, además de garbanzo y alguna lenteja; y entre las hortalizas, el espárrago, el bróquil y el tomate serían lo más emblemático de la huerta barbastrense”, señalaba Ismael Ferrer Pérez, profesor, investigador y divulgador sobre Patrimonio gastronómico, momentos antes de la conferencia en la UNED de Barbastro.

Otro de los alimentos típicos de la huerta barbastrense es la borraja, con cuyas hojas se elaboran los gustosos crespillos. El próximo domingo Barbastro celebra su fiesta en la plaza del Mercado. “Yo creo que es el postre más emblemático no solo del Somontano, sino de toda la provincia de Huesca. Es el postre que expresa mejor la cultura gastronómica de esta tierra”, manifestaba Ferrer.
Entre otras cosas, destaca por las importantes propiedades nutritivas de la hoja de la borraja: “es buena para la protección frente al cáncer y el alzhéimer, y si tiene algo malo, es que es muy barata y la gente no le da el valor que tiene”.

Joaquín Coll Clavero, investigador y autor, miembro de la Academia Aragonesa de Gastronomía, destacaba que la huerta de Barbastro “tiene 1.200 años de historia y no ha hecho más que producir y producir para mantener una ciudad”.

En un momento en el que crece la sensibilización social sobre la importancia de consumir productos locales, Coll insistía en que “los productos de kilómetro cero luchan contra el cambio climático”. “Nunca podremos frenar el cambio climático si seguimos trayendo la ternera de Argentina y el pescado del sur asiático”, subrayaba.

En el marco del mismo proyecto, hasta este lunes se puede visitar la exposición sobre Judías Tradicionales del Somontano, que se expone en la Sala Zueras de la UNED.

Exposición judías Somontano
Exposición de judías del Somontano en la Sala Zueras de la UNED de Barbastro.
Comentarios