cultura

El fotógrafo Fernando Biarge dona "toda su vida" a la Fototeca de la DPH

Un archivo de 60.000 diapositivas que constituyen un gran tesoro y retratan distintas facetas del Alto Aragón

Fernando Biarge
Fernando Biarge y Miguel Gracia durante la firma de la donación del archivo

La Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) es desde este lunes un fondo aún más rico, gracias a la donación de un archivo de 60.000 diapositivas del fotógrafo Fernando Biarge. Se trata de un tesoro que retrata no solo los paisajes, sino la humanización de los paisajes; no solo las señas de identidad del territorio, sino la profundidad de las raíces de todas las muestras y manifestaciones folclóricas; no solo los recursos, sino su interrelación con zonas singulares.

Esta donación no es baladí; él fue el promotor y el primer responsable de la creación de la Fototeca provincial desde 1990. Hoy, casi treinta años después, sabe que “no hay mejor sitio” para albergar su obra “que la Fototeca de la DPH”.

BIARGE 1 ARCHIVO 04

La firma de la donación de este archivo se llevaba a cabo este lunes en las instalaciones de la DPH. El presidente de la institución Miguel Gracia recalcaba la importancia de un “referente” de la fotografía como Fernando Biarge.

GRACIA 1 ARCHIVO 04

Este fondo fotográfico comprende 50 años de labor y dedicación a retratar “con total libertad”, incidía Biarge. Ahora bien, su preocupación estética le llevó a ser perfeccionista; muy preocupado por la composición y el encuadre, muy adaptado al formato cuadrado. Quizá por eso siempre se ha considerado más un artesano, que un artista; para él, tomar una foto ha sido una herramienta para explicarse y divulgar.

BIARGE 2 ARCHIVO 04

Dedicado a la fotografía desde el año 1963 -a partir de 1989 como profesional-, ha producido un archivo fotográfico que alcanza actualmente una cifra próxima a las noventa mil diapositivas. Su primera máquina, en formato 24x36, fue a comienzos de los años sesenta, una Voigtländer Vitomatic iib que se destruyó en un accidente de espeleología. Ya en 1967, se introdujo en el formato 6x6 con la adquisición de una Yashica Mat 124G y fue en el año 72 cuando consiguió, de segunda mano, su primera Hasselblad 500C. Hay que decir que nunca entró en un laboratorio ni dispuso de ninguno, solo ha manejado la diapositiva que se adaptaba perfectamente a sus posibilidades, dado su trabajo de ejecutivo con dedicación exclusiva. No ha utilizado el blanco y negro ni el papel a color ni la panorámica.

Ha superado el apreciable número de 2.285 proyecciones-conferencias, lo que supone casi una proyección a la semana durante más de 45 años, con especial dedicación a núcleos de la provincia de Huesca. En la divulgación de sus fotografías han sido básicas la autoedición y las colaboraciones que le han permitido publicar en sus propios libros con alrededor de 8.500 fotografías de la colección. Y sus colaboraciones, tanto de texto como fotográficas, se ampliaron hasta llegar a 142 libros y 87 revistas. Sus imágenes ilustraron también los primeros años de las campañas de promoción turística de la provincia La Magia de Huesca, después Huesca la Magia. Solo ha realizado tres exposiciones en su vida como fotógrafo, dos de ellas organizadas por la Diputación de Huesca, una en 1989, con el título Solanas y umbrías, de notable éxito, y en 2014 Fernando Biarge. El paisaje del Hombre.

Al final, lo que dona, es toda una vida de dedicación, a una pasión, a una vocación, a ser el ojo para la posteridad
BIARGE 3 ARCHIVO 04

Destacan el premio de Gorgs-Mayencos como mejor divulgador de los barrancos en el año 2009 y el Premio Búho de 2011 de la Asociación Aragonesa de Amigos del Libro por el esfuerzo editorial para dar a conocer el patrimonio cultural aragonés.

Obras del fotógrafo Fernando Biarge
Obras del fotógrafo Fernando Biarge
Obras del fotógrafo Fernando Biarge
Obras del fotógrafo Fernando Biarge
Obras del fotógrafo Fernando Biarge
Obras del fotógrafo Fernando Biarge
Obras del fotógrafo Fernando Biarge

Fue concejal del Ayuntamiento de Huesca y diputado provincial (1979-81) y obtuvo el Premio de Turismo Aragón del Gobierno de Aragón en 1985, 1986 y 2009.


Fue consciente, años después de sus inicios, de vivir una etapa importante en la vida y las circunstancias del Alto Aragón, con la pérdida de la sociedad tradicional, el impacto de la emigración y la desaparición de pueblos, aldeas y lugares, que le decantaron hacia una visión más localista y del medio rural, en sus vertientes geográfica, etnográfica y social, aparte de la naturaleza y la montaña, su afición de siempre.

Comentarios