MONTANUY

‘El futuro de los pueblos de montaña es el doble de complicado con la presencia del oso’

El consejero Olona se reunía este miércoles en Montanuy con la alcaldesa Esther Cereza y ganaderos del territorio

Castanesa concen
Los ganaderos pedían a Olona control por GPS del oso y el Ayuntamiento, entre otras medidas, la creación de una mesa de trabajo 

La alcaldesa de Montanuy, Esther Cereza hablaba, tras la reunión mantenida este miércoles, con el consejero de desarrollo rural y sostenibilidad del GA, Joaquín Olona de un futuro más complicado si cabe, para los pueblos de montaña, porque la presencia del oso afecta a la ganadería y el turismo, la principal fuente de ingresos del territorio pirenaico.

Esther Cereza, alcaldesa de Montanuy

Cereza explicaba que el consejero no les había trasladado ninguna solución, sólo que hay que acostumbrarse a vivir con el oso. Les recalcaba Olona tanto a la alcaldesa como a los ganaderos que, desde Aragón, no se ha hecho reintroducción, pero si desde territorios vecinos como Cataluña y Francia por lo que se prevé que, cada vez, haya más osos y lobos.

La solución pasa por la subvención económica destinada sólo al ganado ovino, que es el que, en mayor medida sufre los ataques pero no el único, recordaba Cereza, porque también se ven afectados los de vacuno, equino e incluso los apicultores. Le reclamaba la edil que, al menos, esa dotación económica, no vaya ligada a la PAC y también le solicitaba a Olona más personal e infraestructuras. Ahora mismo, recordaba la alcaldesa, el municipio carece de cámaras de foto trampeo del oso porque las trasladaron a Laspaúles por la presencia del lobo.

Esther Cereza, alcaldesa de Montanuy

Otro planteamiento que hacía la edil era crear una mesa de trabajo pero, matizaba, que sea equilibrada, donde haya representantes de las asociaciones ecologistas pero en la que, sobre todo, tenga peso la gente del territorio.

Por su parte, los ganaderos que acudían a la reunión, principalmente, de ovino y vacuno, solicitaban que si tienen que convivir con el oso que, al menos, los controlen, como tienen que hacer ellos con sus rebaños. Pedían control GPS de los ejemplares para saber, en todo momento, dónde se encuentran.

Comentarios