PATRIMONIO 

El Geoparque Sobrarbe-Pirineos abre la inscripción del taller de piedra seca

Los objetivos del taller son favorecer el aprendizaje para la recuperación de un rico patrimonio y la conservación del paisaje agrícola

El 7 de junio comenzará el I taller de piedra seca de Sobrarbe bajo el título "Recuperando el saber de nuestros mayores", que en esta edición se centrará en la construcción y reparación de muros. Hasta el 6 de julio se impartirán un total de cuatro cursos cada uno de ellos de cuatro días de duración y alternarán teoría y práctica. 

caseta de pastor
Caseta de pastor construida con piedra seca

Con este taller se pretende “revitalizar y asegurar la transmisión de la técnica constructiva de la piedra seca que, en la Comarca de Sobrarbe podría remontarse a la Prehistoria” según indica la técnico de Patrimonio de la Comarca de Sobrarbe, Conchi Benítez.

El Geoparque Mundial de la UNESCO Sobrarbe-Pirineos ha abierto la inscripción del taller, el primero de estas características que se organiza en Aragón desde que a finales del año pasado la agencia cultural de la ONU anunciara la inclusión del Arte de la Construcción en piedra seca, conocimiento y técnicas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Sobrarbe-Pirineos es uno de los geoparques europeos que concentra mayor número de bienes construidos con la técnica de piedra seca, es decir, sin argamasa o conglomerado. En sus más de dos mil kilómetros cuadrados de extensión se distribuye una gran variedad de construcciones de estas características. A los centenares de kilómetros de muros de piedra hay que sumar las singulares y abundantes casetas de pastor y otros elementos (pozos de hielo, hornos de cal, arnales, pozos de agua, bancales o muros de delimitación de campos). También existen construcciones medievales en piedra seca, como puedan ser las murallas de los castillos, algunos tramos de iglesias, y parte del conjunto militar-religioso de Muro de Roda.

Proyecto mejor valorado a nivel nacional

Cabe destacar que este taller de construcción y rehabilitación en piedra seca, financiado al 90 por ciento por el Ministerio de Cultura y Deporte, fue elegido el primero entre los más de 60 proyectos presentados de todo el país, en la convocatoria de Ayudas para salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial.

Dirigido a personas mayores de 18 años, el número de plazas se limita a un máximo de 10 personas por curso. Se trata de favorecer el aprendizaje de los fundamentos básicos de esta técnica a aquellos particulares que puedan aplicarla en su propiedad así como a los profesionales de la construcción que deseen formarse y al público en general, para consolidar esta tipología de construcción que responde a una determinada organización del paisaje agrícola que todavía perdura, pero que cayó en desuso en el siglo XX.

Comentarios