SUCESOS

El Gobierno de Aragón estudia tomar medidas legales ante los incidentes en Plan

Creen que hubo intención de “hacer daño” al consejero Olona al romper el cristal de su ventanilla, proferir insultos e impedir que se marchara

Concentración de ganaderos en Plan
Concentración de ganaderos en Plan

El Gobierno de Aragón está estudiando tomar medidas legales ante los incidentes ocurridos tras la reunión celebrada en la noche de este martes en Plan con una treintena de representantes locales y ganaderos por los problemas causados por el oso Goiat en el entorno del valle de Chistau.

Según fuentes del departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad, consideran que en la salida del consejero Joaquín Olona de la reunión hasta el vehículo oficial hubo intención por parte de algunos manifestantes de “hacer daño” al consejero. Recuerdan que “se profirieron insultos, un intento de forcejeo y alguien rompió el cristal lateral trasero de la derecha, donde se encontraba sentado el consejero”. Además, varios manifestantes trataron de bloquear la salida del coche oficial, sentándose en el capó e incluso tumbándose en el suelo frente al vehículo.

La intervención de los policías de la Unidad de Policía adscrita a la Comunidad Autónoma de Aragón, que se encontraban en el lugar vestidos de paisano, permitió que los momentos de tensión tan solo se prolongaran durante unos minutos y pudieron retirar a quienes bloqueaban el paso al vehículo oficial.

Desde el Gobierno de Aragón también destacan el contraste entre la situación vivida en la reunión con los alcaldes y ganaderos del valle, en el Ayuntamiento de Plan, y la tensión y el ambiente de crispación que se encontró el consejero Olona al salir de la reunión. Alcaldes como el de Plan, José Serveto, afirman que estas personas “no representan ni a los ganaderos ni a la gente del valle” y sostienen que algunos de los manifestantes no eran de la zona afectada.

Comentarios