salud pública

El Gobierno de Aragón prorroga el confinamiento perimetral de las tres capitales hasta el 30 de noviembre

Las entradas y salidas a los municipios de Huesca, Zaragoza y Teruel permanecerán restringidas hasta al menos hasta el próximo 30 de noviembre

Imagen de archivo de oscenses viviendo el confinamiento perimetral
Imagen de archivo de oscenses viviendo el confinamiento perimetral

El Gobierno de Aragón ha anunciado, en un decreto publicado en el BOA, que las tres capitales de provincia -Huesca, Zaragoza y Teruel- continuarán confinadas de forma perimetral hasta, al menos, el próximo 30 de noviembre. Así, se prorrogan las restricciones en las entradas y salidas a dichos municipios hasta final de mes.

Eso sí, se mantienen las excepciones como la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios, el cumplimiento de obligaciones laborales, la asistencia a centros educativos, el retorno al lugar de residencia habitual o familiar, el cuidado de mayores y menores, el desplazamiento a entidades financieras y de seguros o estaciones de repostaje en territorios limítrofes.

Cabe recordar que toda la comunidad de Aragón se haya confinada de forma perimetral, además de las tres provincias. Igualmente, en toda la comunidad se sigue aplicando el nivel 3 de alerta sanitaria, lo que supone la restricción del aforo al 25% en la hostelería y otros establecimientos.

No se permite el consumo en el interior de los bares pero sí en terrazas y mesas, con aforo máximo del 50%. En entierros y velatorios se limitará el aforo a 15 personas en exterior y 10 en interior. El mismo límite se aplicará en celebraciones, comuniones, bodas, bautizos o similar.

Al confinamiento perimetral de toda la comunidad se suma al toque de queda impuesto por el Gobierno de España de 23:00 a 6:00 de la mañana.

La situación epidemiológica del último periodo en Aragón alcanzó su pico en la semana 44, con 589 casos por 100.000 habitantes en siete días. La adopción de medidas han contribuido a revertir la tendencia, de manera que la incidencia ha pasado a 435 casos por 100.000 habitantes en la semana 45 y a 311 en la 46.

También ha disminuido el porcentaje de positividad de las pruebas diagnósticas, que de superar el 20% se ha reducido a menos del 15%. Sin embargo, se encuentra en fase ascendente la mortalidad y estabilizada la ocupación hospitalaria, tanto en camas convencionales como de cuidados intensivos, donde los pacientes covid ocupan más del 50% de las camas. 

Comentarios