recrecimiento de yesa

El Gobierno navarro adjudica por 222.000 euros el estudio “independiente” sobre la seguridad de Yesa

Comienza así un periodo de siete meses que debe acabar con un informe definitivo sobre la seguridad de las obras del recrecimiento

Se ha publicado la declaración favorable del estudio de impacto ambiental
Embalse Yesa

La preocupación por la seguridad de las obras del recrecimiento de Yesa y las consecuencias en la zona Navarra llevaron a su Gobierno a acordar la realización de un estudio propio y no quedarse con los ya realizados por la Confederación Hidrográfica del Ebro y el propio Ministerio. Esta semana el Gobierno de Navarra lo ha adjudicado a la empresa Geoconsult España, Ingenieros Consultores SA, por importe de 222.337,51 euros (IVA incluido).

El estudio tiene un plazo de ejecución de siete meses. Consiste en generar un modelo geológico, hidrogeológico y geotécnico, así como un modelo sismotéctónico específico de la presa de Yesa y de sus laderas. Partiendo de este modelo, se realizará un análisis de estabilidad en las distintas hipótesis de situaciones de la presa y de las obras de recrecimiento, frente a sucesos tanto ordinarios como extraordinarios.

Para ello, explican, “se van a utilizar los más modernos modelos numéricos existentes, que generarán un modelo tridimensional de la ladera. Esto permitirá evaluar el grado de seguridad de la presa como consecuencia de la obras de recrecimiento y valorar los distintos niveles de riesgo, e incluso establecer protocolos de actuación de Protección Civil. De esta forma se podrán aclarar las incertidumbres en relación con la seguridad que se han planteado a lo largo de estos años.”

La empresa adjudicataria realizará el trabajo en colaboración con el CIMNE (Centro Internacional para los Métodos Numéricos en Ingeniería), adscrita a la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC). Cuentan además con el asesoramiento de dos catedráticos de la Universidad Politécnica de Cataluña y de un experto internacional de reconocido prestigio en estabilidad de laderas.

La decisión de encargar un estudio alternativo a los ya existentes llega tras la creación de un grupo de trabajo navarro y las recomendaciones que de allí surgieron de exigir la paralización de las obras salvo en lo que afectaba a la seguridad de la ladera y de la presa actual, mientras "no se definieran los estudios que garantizaran, con un grado razonable, la seguridad de la presa y de sus laderas". Los estudios que ahora se han adjudicado serán los encargados de esta tarea.

Hay que recordar que una urbanización de Yesa fue desalojada y, posteriormente, expropiada por razones de seguridad.

Comentarios