SUCESOS 

Rescatados dos adultos y una niña que pasaron la noche en el collado de Añisclo

Se trata de tres ciudadanos checos, una mujer herida y un hombre, ambos de 39 años,  y una niña de 8 años 

Rescate nocturno en Añisclo
Rescate nocturno en Añisclo / Guardia Civil

El Equipo de Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil con base en Boltaña localizó en la noche del lunes en el Collado de Añisclo, término municipal de Bielsa, a tres ciudadanos checos, una mujer que se había fracturado un tobillo que estaba acompañada por un hombre y una niña menor de edad. La localización fue complicada por las malas condiciones meteorológicas que impidieron el uso del helicóptero. Las tres personas junto con los agentes que accedieron al lugar a pie, pasaron la noche del lunes en un vivac en el Collado de Añisclo. La Guardia Civil finalizó el rescate este martes con el traslado de las tres personas hasta el Hospital de San Jorge de Huesca. La mujer presentaba una fractura en el tobillo y síntomas de hipotermia, al igual que sus acompañantes.

Rescate nocturno en Añisclo

La Guardia Civil recibió el lunes a las 18:15 horas una llamada informando que una mujer se había fracturado un tobillo cuando se encontraba en el Collado de Añisclo y que no podía continuar la marcha, encontrándose acompañada por un hombre y una niña menor de edad, indicando que en la zona se encontraban con unas condiciones meteorológicas muy adversas, con fuertes tormentas y que no llevaban ropa ni material adecuado para pasar la noche.

Debido a las condiciones meteorológicas el helicóptero tras un intento de acceder hacía esa zona tuvo que regresar a su base, dirigiéndose personal del GREIM de Boltaña en vehículo oficial hasta el Refugio de San Vicenda, desde donde continuaron a pie por el barranco de la Fuenblanca hasta llegar al Collado de Añisclo sobre las 22:30 horas, tras una complicada marcha debido a la niebla y la oscuridad, viéndose dificultada la progresión además por la lluvia y el granizo que por momentos caía de forma intensa en esa zona.

Tras localizar a los tres montañeros, con claros síntomas de agotamiento e hipotermia se procedió a buscar un lugar donde preparar un vivac para pasar la noche, dado que la mujer tenía el tobillo fracturado y con esas condiciones meteorológicas su traslado se hacía muy complicado y arriesgado, quedando a la espera de las primeras luces del día, por si el helicóptero pudiera llevar a cabo la evacuación.

Tras ubicarse en un lugar donde realizar un vivac y facilitar ropa de abrigo de los propios agentes a los montañeros han pasado la noche en el lugar, consiguiendo mejorar los síntomas de hipotermia que presentaban los montañeros, habiendo llegado esta noche las temperaturas a -2 grados, esto sumado al viento y la lluvia hace que la sensación térmica sea mucho más baja.

A primera hora de este martes personal de la Unidad Aérea de Huesca junto con la médico del 061 se han dirigido al lugar y tras una valoración por parte de la médico ha determinado que efectivamente la accidentada presentaba una fractura en el tobillo y ciertos síntomas de hipotermia por lo que tenía que ser evacuada inmediatamente del lugar y que los acompañantes tenían síntomas igualmente cierta hipotermia y agotamiento, por lo que todos ellos han sido trasladados hasta el Hospital San Jorge de Huesca.

Comentarios