TRADICIONES 

El Grupo Tradiciones suspende la Fiesta del Crespillo de Barbastro

La fiesta estaba prevista para el próximo domingo día 22 de este mes

Crespillos
La Fiesta del Crespillo ha sido suspendida. 

El Grupo Tradiciones de Barbastro ha suspendido la 27 edición de la Fiesta del Crespillo que estaba prevista para el próximo domingo día 22 de este mes. El motivo de la suspensión son las normas que hay que aplicar por el coronavirus. La organización tenía previsto homenajear este año a título póstumo a Joaquín Coll y Dorita Mur, colaboradores de la fiesta desde la primera edición.

La portavoz del grupo barbastrense María Jesús Sampietro explica que lo más “coherente es aceptar las normas y suspender la fiesta de momento. Si el problema se soluciona dentro de un plazo de tiempo razonable se estudiará si se retoma, aunque todo dependerá del estado de las hojas de borraja”.

ENTRA CORTE SAMPIETRO SUSPENDIDA (VIVA NOTICIAS)

Joaquín Coll y Dorita Mur
El Grupo Tradiciones tenía previsto homenajear a título póstumo a Joaquín Coll y Dorita Mur, colaboradores de la Fiesta del Crespillo.

El Grupo Tradiciones y el Ayuntamiento de Barbastro organizan esta fiesta popular que cada año cuenta con más adeptos, tanto en la elaboración de los dulces como en su degustación. En su preparación participan cerca de un centenar de voluntarios que, repartidos por los hornillos, van llenando cientos de bandejas de crespillos para que los barbastrenses y visitantes los degusten gratuitamente.

Huevos, harina, azúcar, leche, aceite de oliva, anís, levadura, gaseosa y anís en grano son los ingredientes necesarios para convertir las hojas de borraja en los tradicionales crespillos del Somontano, un dulce típico que se pone en valor en esta jornada popular que se celebra desde hace más de dos décadas y que en 2015 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional por el Gobierno de Aragón.

Más de 80 kilos de harina, de azúcar y de docenas de huevos, cerca de medio centenar de litros de leche, alrededor de 220 litros de aceite, 24 botellas de anís, dos kilos de anís en rama, dos cajas de levadura y otras de gaseosas son los ingredientes necesarios para convertir las más de 12.000 hojas de borraja en los tradicionales crespillos.

La Fiesta del Crespillo reparte cada año más de 12.000 unidades de este postre que hace las delicias del público. Se desconoce el origen de la palabra crespillo aunque la receta básica está clara: siempre toma como base las hojas más tiernas de las borrajas. Esta verdura se reboza en una masa elaborada principalmente con huevo, harina, anís y levadura, se fríe y se espolvorea con azúcar o canela. También hay quien le añade el cocimiento de la naranja, e incluso leche. Cerca de un centenar de voluntarios colaboran en el desarrollo de esta cita gastronómica de gran interés.