agricultura

El I Congreso Ibérico del Maíz cosecha un importante éxito

España y Portugal buscan defender los intereses comunes en torno al maíz en Europa

Delegación oscense en el I Congreso Ibérico del Maíz
Delegación oscense en el I Congreso Ibérico del Maíz


Una importante delegación de la provincia de Huesca participó en Lisboa en el I Congreso Ibérico del maíz, organizado por Anpromis y la Asociación General de Productores de Maíz de España, AGPME. El evento, que contó con la participación de 35 ponentes de reconocido prestigio, reafirmó la importancia del maíz en la agricultura de regadío en el sur de Europa. Los oscenses pertenecían a AGPME, a la organización agraria ASAJA o acudieron a título particular. El congreso nació por los innumerables retos que afrontan los productores ibéricos y por la necesidad de llevar a cabo una comunicación fluida e intercambio de estrategias de cara a defender los intereses comunes en Europa.

La importancia de este congreso radicaba en que el maíz es uno de los principales cultivos de regadío en la Península Ibérica, ocupando un área que ronda las 650.000 hectáreas (90.000 hectáreas en la provincia de Huesca). Además, se encuentra entre los cultivos que mejor rentabilizan el uso de los factores de producción, en particular el agua y la energía, y el producido en la Península Ibérica es reconocido por su calidad, y tiene una importancia primordial en la alimentación humana y animal de los dos países. Los cultivos de regadío, y en concreto el maíz, contribuyen a fijar la población en el territorio rural de los países del sur de Europa, creando empleo y desarrollo socioeconómico, por lo que es esencial una defensa del regadío.

Al término del Congreso se establecieron una serie de conclusiones, que pasan por la creación de una plataforma para el diálogo, el intercambio de conocimientos y la defensa conjunta de los intereses de los productores de maíz en Portugal y España, tanto en el ámbito nacional como europeo. Los productores de maíz son conscientes de los retos que se plantean en el marco de la adaptación al cambio climático, que podrá pasar incluso por la creación de un observatorio ibérico, que profundice los conocimientos que se tienen en esta materia. Desde ASAJA Huesca se considera imperativo que Portugal y España garanticen el mantenimiento de los actuales niveles de financiación de la Política Agraria Común después del 2020, como forma de garantizar, no solo la competitividad del maíz en los dos países, sino también el mantenimiento de la cohesión de los territorios rurales.

Además, la reciente firma de París, que conduce a una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero solo puede alcanzarse si existe una significativa apuesta por la innovación y la adopción de nuevas tecnologías (agricultura de precisión), que permiten un uso cada vez más eficiente de los recursos naturales, como agua y energía.

Entre los ponentes del Congreso destacan Cristina Lobillo Borrero (jefe de gabinete del Comisario Europeo para la Acción Climática y Energía); Jennifer Clever (agregada para Asuntos Agrícolas para España y Portugal, Usda); Fernando Miranda (secretario general de Agricultura y Alimentación, Mapa) Juan Valero de Palma (secretario general de Fenacore); Ana Armesto (Intia), Angela Ribeiro (Car-Upm-Csic), Silvia Capdevilla Montes (Mapa), Ignacio Lorite (Ifapa), y Pedro Barato (presidente de Asaja Nacional). La sesión de clausura del Congreso corrió a cargo de José Luis Lopes, presidente de Anpromis; José Luis Romeo, presidente de la Agpme; Fernando Miranda, en representación del Ministro de Agricultura de España, y Luis Capoulas, Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural de Portugal.

Comentarios