sucesos

El Juzgado de Monzón investiga las amenazas a dos guardias civiles de un sancionado durante el estado de alarma

El investigado se personó en el puesto de Berbegal para que le devolvieran las sustancias estupefacientes  que le habían intervenido

Juzgado
Juzgado de Monzón/ Sucesos

La Asociación Española de Guardias Civiles interponía una denuncia por amenazas a dos agentes, hasta en tres ocasiones, en el Juzgado de Instrucción de Monzón, contra el conductor de un vehículo que fue sancionado por saltarse las restricciones de movilidad y por la posesión de sustancias estupefacientes, a comienzos de mayo. Ahora se han iniciado las diligencias para determinar el alcance y consecuencias de la denuncia contra un hombre de 33 años de San Sebastián.
Según explica la Asociación, han tenido que intervenir en la defensa de los agentes del puesto de Berbegal que denunciaron que un detenido, al que se le incautó droga, pretendía que se la devolvieran bajo amenazas, vulnerando el estado de alarma y faltándoles al respeto, motivo por el que le pusieron tres sanciones administrativas.
La Asociación señala en Confilegal que muchas de las agresiones quedan en multas, al no ser muy graves y que en otros casos los agresores no entran en prisión por ser la pena impuesta menor a dos años y no contar con antecedentes legales.
Por ello, van a solicitar, por medio de sus acusaciones, que se impongan las penas máximas en cada agresión que se produzca contra guardias civiles en el desempeño de sus funciones o con ocasión de las mismas.
En el caso de Monzón se investigan los presuntos delitos de coacciones, amenazas, desobediencia e intento de cohecho.

Comentarios