SUCESOS

El Juzgado decreta el secreto de sumario en el caso de los ancianos muertos en Barbastro

El alcalde convoca a la junta de portavoces para informar, pero no convocará concentraciones hasta que no se aclare si pudo haber violencia de género

Agentes de la Guardia Civil y la Policía Local de Barbastro, la noche del domingo, ante el edificio en el que aparecieron los ancianos / José Luis Pano (Heraldo)
Agentes de la Guardia Civil y la Policía Local de Barbastro, la noche del domingo, ante el edificio en el que fueron hallados los ancianos / José Luis Pano (Heraldo)

El Juzgado de Barbastro decretaba este lunes el secreto de actuaciones sobre el caso del matrimonio de octogenarios encontrados muertos este domingo en Barbastro, según confirmaba a Radio Barbastro el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Paralelamente, el Ayuntamiento de la ciudad del Vero celebraba una junta de portavoces extraordinaria tras tener conocimiento de la muerte del matrimonio y decidía que no se convocarán concentraciones si la investigación no confirma que se trata de un acto de violencia de género. El funeral por el matrimonio se celebrará el miércoles en la catedral de Barbastro.

Sigue la conmoción por el suceso

Barbastro amaneció ayer conmocionada después de conocer el hallazgo de los cuerpos sin vida de un matrimonio de ancianos la tarde del domingo en su domicilio de Barbastro. Ambos cadáveres presentaban heridas de cortes en el cuello y fueron encontrados por el hijo de la pareja hacia las 18.00 en una vivienda situada en el número cuatro de la calle Academia Cerbuna de la ciudad del Vero.

Los fallecidos son Felipe Moreno, teniente coronel jubilado de 89 años, y Lidia Salinas, de 83. Fuentes oficiales de la Guardia Civil, que se hizo cargo de la investigación, precisaban el propio domingo por la noche que todas las líneas de trabajo estaban abiertas y que especialistas de criminalística del instituto armado estaban tomando muestras en el domicilio en el que se produjeron los hechos.

Nadie en el edificio escuchó nada ni el viernes ni durante el fin de semana, indicó una vecina a Radio Barbastro (Cadena SER), y no hubo noticia de las muertes hasta que el hijo avisó a los servicios de emergencias 112. Cuando la Guardia Civil se hizo cargo de la investigación comprobó que el domicilio no había sido forzado ni había indicios de robo o asalto.

La posibilidad de que el origen del suceso fuese un presunto "suicidio pactado", como indicaron fuentes consultadas nada más conocerse los hechos, no ha sido descartada, aunque habrá que esperar a los resultados del examen forense para comprobar este extremo de manera fehaciente. Fuentes oficiales de la Guardia Civil insistían la noche del domingo en que todas las hipótesis seguían abiertas, "excepto la del asalto, porque ni las cerraduras ni las ventanas habían sido forzadas".


Comentarios