a-21

El lunes se coloca la primera piedra de los 7 km de Sigüés – Tiermas

Las últimas previsiones de Fomento hablaban de la finalización de todos los tramos Jaca-Navarra para después de 2021

A-21 dividida en los tramos de obras
A-21 dividida en los tramos de obras

El Ministro de Fomento, Íñigo Gómez de la Serna, asistirá, este lunes, al acto de primera piedra de las obras del tramo Sigüés-Tiermas de la autovía A-21, en la provincia de Zaragoza, el tramo más sinuoso que resta hasta la Comunidad de Navarra. En la misma jornada visitará las obras de la autovía A-23 en el puerto de Monrepós, donde el tramo entre Caldearenas y Lanave está a punto de finalizar. La visita llega un mes después del gran desprendimiento en el Alto de Monrepós que obligó al corte total del tráfico en la vía, incidente que se subsanó en una semana con un paso provisional.

Las obras de la A-21 entre Sigüés y Tiermas discurrirán por un terreno accidentado que requiere la ejecución de dos viaductos: el de las Tejas, de 272 m de longitud, y el viaducto de los Baños, de 360 m de longitud. El proyecto plantea la ejecución de un tramo de 6,6 kilómetros de autovía con 2 calzadas separadas por una mediana de 5,00 metros. Cada calzada tiene dos carriles de 3,5 metros, con arcén derecho de 2,5 metros y arcén izquierdo de 1,00 metros. El Ministerio lo adjudicava por cerca de 51 millones de euros, lo que supone una rebaja del 32% sobre el precio de licitación, que ascendía a 74,9 millones. El plazo de ejecución era de 36 meses por lo que se prevé que esté en funcionamiento a mediados de 2021.

En la actualidad se encuentran en obras los tramos de Jaca a Santa Cilia y de Santa Cilia a Puente la Reina. Éste último prevé su apertura para comienzos de 2019. Tras él se abriría el tramo de 9 kilómetros entre Jaca y Santa Cilia.

Quedará la llamada variante de Jaca, que unirá la A-23 con la A-21 hacia Pamplona, y el tramo entre Puente la Reina y el cruce de Villareal. Con todo ello, las últimas previsiones de Fomento retrasaron más allá del año 2021 la conclusión de toda la autovía Jaca-Pamplona, la llamada Autovía del Pirineo.

Hasta entonces, los vehículos hacia Pamplona alternan tramos de autovía con la n-240, una carretera nacional que discurre por la ribera Norte del embalse de Yesa. Se trata de una vía sin arcenes, con un trazado sinuoso y limitaciones de velocidad a 60 km/h en algunas curvas.

Comentarios