agricultura

El Ministerio de Agricultura puntualiza su postura y trabajo sobre la reforma de la PAC

Asegura que las informaciones que se están dando causan preocupación y zozobra en el sector

Imagen de una reunión del ministro de Agricultura, Luis Planas, con representantes de las organizaciones agrarias
Imagen de una reunión del ministro de Agricultura, Luis Planas, con representantes de las organizaciones agrarias

Ante determinadas informaciones inexactas, difundidas sobre la negociación en Curso de la Política Agraria Común (PAC) y su aplicación en España, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha hecho varias precisiones, en las que indica que hasta final de abril no finalizará la negociación, defiende el trabajo realizado con las Comunidades Autónomas y las organizaciones agrarias, niega que quieran excluir a un elevado número de perceptores actuales con esta reforma, ni que estén decididos importes ni mecanismos de reparto y asegura que quieren logar el mayor acuerdo posible.
 
Según el Ministerio, la discusión de los tres reglamentos europeos de la PAC entre el Consejo y el Parlamento Europeo, y bajo la presidencia portuguesa de la Unión Europea, no ha concluido aún, y previsiblemente no lo hará hasta finales del mes de abril. Será en ese momento cuando se decidan los parámetros finales europeos de la futura PAC. Se prevé que el Ministerio y las comunidades autónomas puedan reunirse en la segunda quincena de mayo para tomar decisiones sobre su definición y aplicacón en España para el periodo 2023-2027. Por tanto, cuestiones como la ayuda básica a la renta, la definición de quién deba percibirla, las regiones de pago, los periodos sobre los cuales deba extenderse la convergencia para cumplir con los compromisos europeos; así como los ecoesquemas y todos los restantes conceptos, permanecen en estos momentos en debate, y pendientes de decisión.
 
Recuerdan que desde principios de 2019 ha tenido lugar un intenso trabajo de análisis y concertación con las comunidades autónomas y con las organizaciones representativas del sector, en más de doscientas reuniones, lo que ha permitido avanzar con espíritu constructivo en los aspectos técnicos de la misma. Igualmente, sendas discusiones políticas han tenido lugar con idéntico propósito, para aproximar posiciones entre las comunidades autónomas.

El Ministerio asegura que es rotundamente falsa y carente de cualquier fundamento, la afirmación de que pretenda excluir a un número elevado de perceptores actuales de la PAC en esta nueva reforma. Igualmente, la de que estén ya decididos importes y mecanismos de reparto de las futuras ayudas. Lamentan profundamente estas afirmaciones que crean inquietud y zozobra en el sector agrario, y confunden a agricultores y ganaderos.
 
Dice que la voluntad del Gobierno es lograr el acuerdo más amplio posible, en forma de acuerdo nacional, para hacer del contenido de esta PAC, y de los 47.724 millones de euros obtenidos por España en el Consejo Europeo de julio de 2020, el mejor instrumento de apoyo a agricultores, ganaderos y medio rural, en función de las necesidades concretas y previamente identificadas, de cada uno de los sectores y subsectores. Y finalmente, indica que la posición del Gobierno de España sobre la reforma en curso sobre la PAC es la contenida en el documento examinado por el Consejo de Ministros en noviembre de 2018, que aparece ampliamente recogida en el acuerdo de los Ministros de Agricultura de la UE alcanzado en Luxemburgo en octubre del pasado año. Las decisiones de aplicación que procedan serán adoptadas en Conferencia sectorial por el Gobierno de España y las comunidades autónomas.