cultura

El órgano de la catedral de Jaca sonará recién restaurado en el concierto de este sábado

Tras más de un año de trabajo y 321.000 euros donados por el empresario César Alierta, el órgano de Jaca “deja de estar afónico”

Órgano de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes
Órgano restaurado de la catedral de Jaca. Fotos de Antonio García Omedes

El próximo sábado, 25 de agosto, la catedral de Jaca presenta a toda la sociedad su órgano recientemente restaurado. El de Jaca es un emblema de la organería romántica española. Hacía más de una década que su estado precisaba labores de rehabilitación. En 2006 la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón encargó un proyecto de restauración que finalmente quedó sin presupuesto. Durante estos años hubo pequeñas intervenciones hasta que en abril del 2017, explica en su nota el cabildo catedral, “se produce el milagro”: el empresario César Alierta Izuel, cuya familia procede de la Jacetania, se ofreció a financiar la restauración, presupuestada en 321.388 euros.

Concierto y conferencia para el acto de inauguración
Este sábado 25 de agosto a las 20’30 horas tiene lugar el acto de inauguración, que contará con una prolija explicación sobre la longeva historia del órgano y su actual proceso de restauración, a cargo de Jesús Gonzalo López, responsable del proyecto de restauración, y la del maestro organero Federico Acitores Cabezudo. Tras el rito de bendición por parte del obispo de la Diócesis, Julián Ruiz, el organista Jesús Gonzalo López ofrecerá un concierto. Se prevé una nutrida representación institucional local y autonómica, tanto eclesiástica como civil, además de numeroso público.

Una historia que se retrotrae al siglo XV
El actual data de 1857, una época de la que abundan instrumentos construidos por maestros belgas, franceses o suizos, pero el caso de Jaca es excepcional y, construido por Hermenegildo Gómez, se entiende por los expertos como modelo para la escuela de organería española. Pero tuvo predecesores desde 1467. La actual caja data del 1500. El maestro organista burgalés lo reformó para adaptarlo al estilo romántico de la época y en 1907 fueron añadidos otros registros. En 1919 se trasladó al lugar actual, presidiendo el altar, un lugar poco usual para un órgano.
Su espíritu romántico sigue hoy latente, como muy bien podrá escuchar el oyente que acuda a la catedral el 25 de agosto, con un repertorio inusual, propio del momento en el que se construye este órgano.

Restaurado por el maestro organero Federico Acitores Cabezudo
Se adjudicó la obra a la empresa AcitoresOrganería y Arte S. L., con taller en Torquemada (Palencia), bajo la dirección del maestro organero Federico Acitores Cabezudo, de constatado y reconocido prestigio. Acitores habla de un trabajo “muy engorroso” en su taller de Torquemada, pero se muestra satisfecho de recuperar un órgano, dice, “que estaba afónico”.

La donación de César Alierta quedará plasmada para la posteridad en memoria de sus abuelos maternos, “D. Mariano Izuel Barba y D.ª Francisca Labat Murillo, grandes entusiastas de la catedral de Jaca y de su órgano”, como figurará en una placa conmemorativa.

Comentarios