SANIDAD

El PAR celebra la nueva resonancia para el Hospital de Barbastro pero incide en que necesita personal

Insisten en que sin recursos humanos, no se puede prestar el mejor servicio para las más de 110.000 personas que tienen de referencia este centro

Puesta en marcha de la nueva unidad de resonancia magnética en el Hospital de Barbastro.
Puesta en marcha de la nueva unidad de resonancia magnética en el Hospital de Barbastro.

Jesús Guerrero, presidente intercomarcal del Partido Aragonés en el Alto Aragón, y Javier Betorz, portavoz municipal del PAR en Barbastro, han destacado hoy “la mejora para los usuarios que supone la instalación, con amplio horario y permanente, del servicio de prueba diagnósticas a través de resonancia magnética en el Hospital de Barbastro” que atiende a más 110.000 altoaragoneses.

Para Guerrero, “evitar desplazamientos y retrasos es un avance importante para las miles de personas que debían estar pendientes de la unidad móvil, de horarios, y de posibles derivaciones”, y subrayaba que “también los profesionales encontrarán una nueva perspectiva en su labor porque podrán atender mejor a sus pacientes”.

“Sin embargo -ha añadido el presidente intercomarcal del PAR- está por resolver la falta de médicos en el hospital, con seis plazas vacantes de distintas especialidades y de esta manera, es inviable contar con una óptima asistencia sanitaria porque las lista de espera se multiplican”. “El hospital necesita recursos humanos además de aparatos para atender a toda la población para la que el Hospital de Barbastro es referencia”, manifestaba.

El portavoz del PAR en Barbastro, Javier Betorz, también ha señalado que “estamos atentos a que se responda cuanto antes a otras necesidades como las nuevas instalaciones del Centro de Salud de Barbastro, cuyas obras tienen que ser impulsadas porque hace años que su adecuación se ha demostrado como imprescindible”.

Finalmente, Jesús Guerrero ha reafirmado “la demanda que el PAR ha defendido en repetidas ocasiones en las Cortes para que se instale en el Alto Aragón una unidad satélite de radioterapia, de manera que los enfermos de cáncer no tengan que acudir forzosamente a Zaragoza para recibir tratamiento”.

Comentarios