infraestructuras

El PAR lleva al pleno del Senado la reactivación de la Travesía Central

La Cámara debate este miércoles una moción del senador aragonés Clemente Sánchez-Garnica para impulsar el transporte de mercancías por ferrocarril

Clemente Sánchez-Garnica, senador del PAR
Clemente Sánchez-Garnica, senador del PAR

El pleno del Senado discutirá en su próxima sesión de este miércoles una moción del senador del Partido Aragonés (PAR) Clemente Sánchez Garnica en la que se pide al Gobierno promover el transporte de mercancías por ferrocarril e impulsar el Corredor 16 Zaragoza-París como primer paso para la ejecución de la Travesía Central del Pirineo (TCP), el proyecto para conectar la Península con el resto de Europa mediante un gran corredor ferroviario a través de Aragón.

El Corredor 16 es una iniciativa que, en palabras del senador aragonés, "contribuirá a la reducción de emisiones de CO2 y, en consecuencia, a que nuestro país cumpla con los objetivos de desarrollo sostenible previstos para 2030", ya que en la actualidad "el ferrocarril no logra captar ni en 3% del transporte de mercancías".

Sánchez-Garnica ha propuesto retomar esta inversión después de que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana declarara como proyecto estratégico la autopista ferroviaria prevista entre el Puerto de Algeciras y la Plataforma Logística de Zaragoza (Plaza).

En este contexto, explica Sánchez-Garnica, "resulta muy pertinente recuperar el Corredor 16 para mercancías", un proyecto "asumible económicamente y de rápida puesta en marcha" que solo requeriría ciertas mejoras en la red de ancho ibérico y en la conexión con Francia, así como aumentar la altura de algunos túneles y priorizar la mejora de determinadas líneas ferroviarias: Algeciras-Córdoba-Madrid-Zaragoza, Zaragoza-Irún, Tarragona-Barcelona-Portbou y Valencia-Teruel-Zaragoza.

Para ello "es imprescindible que tanto la Unión Europea como el Gobierno de España doten al proyecto del mismo apoyo financiero que los corredores TEN-T (Trans European Transport Networks, redes prioritarias de transporte de personas y mercancías)", como paso previo a la recuperación completa del Proyecto 16, "impulsando así de manera decidida una tercera vía de conexión con Europa por la Travesía Central del Pirineo (TCP)", ha remarcado el senador.

Sin embargo, la TCP, que en 2003 fue incluida en la lista de infraestructuras prioritarias de la Unión Europea, "permanece enterrada y sumida en el olvido", pese a que los informes avalaban que un paso ferroviario central por el Pirineo generaría en torno a 1.200 millones de euros anuales para nuestra economía.

Llevar a cabo el Corredor 16 y la Travesía Central del Pirineo no solo supondría una importante contribución a la reducción de emisiones de CO2 al sustituir el transporte ferroviario de mercancías buena parte del transporte por carretera, sino que también convertiría a Aragón en zona estratégica del transporte intermodal entre la Península y Europa. En sentido el presidente del Partido Aragonés, Arturo Aliaga, ha manifestado que "siempre hemos defendido que la Travesía Central Pirenaica (TCP) reforzaría un Eje estratégico para la logística e industria de la Comunidad Autónoma".