RIBAGORZA

El PAR pide impulso inmediato al proyecto e instalación del telecabina Benasque-Cerler

Al próximo pleno del consejo comarcal el citado grupo político presentará esta moción y otra relacionada con la N-260 

Benasque. Genérica invierno
Benasque

El Partido Aragonés de Ribagorza ha presentado para su debate en el próximo pleno de la Comarca dos mociones. En una de ellas solicitan que se inste al Gobierno de Aragón a impulsar de inmediato el proyecto e instalación de la telecabina Benasque-Cerler, y, en la otra, plantean que se pida a Fomento las medidas necesarias para garantizar la seguridad del tráfico en el tramo del Congosto de Ventamillo y la actuación integral de la n-260 entre Campo y El Run.

Sobre la instalación de un sistema de transporte o remonte directo entre la localidad de Benasque y la estación de esquí y montaña de Cerler, recuerdan los aragonesistas que es una larga aspiración, que data desde la misma planificación y apertura de la estación. Sus ventajas, al evitar de miles de vehículos por la sinuosa carretera A-2617, eran evidentes, dicen, en aquel momento y lo siguen siendo, incrementadas ahora en mayor medida por factores, entre otros, de respeto a la naturaleza, como se explicará más adelante.

TELEGRAM

Ya en los años setenta del pasado siglo, empresarios de la zona financiaron un telesilla con ese fin y recorrido, si bien finalmente fue situado y tendido en la zona superior del Ampriu, para ampliar el dominio esquiable. Hace quince años, adaptado a las innovaciones técnicas y a las necesidades reales, desde el Ayuntamiento de Benasque se impulsó y proyectó una telecabina entre Benasque-Cerler.

La necesidad de financiación, entre otros factores, han aplazado, explican, esa instalación, a pesar de que, en temporadas desarrolladas con normalidad, se ha podido comprobar que resulta no solamente adecuada sino imprescindible. El informe “Comparativa de emisiones contaminantes a la atmosfera de un sistema de telecabina monocable frente a vehículos a motor por carretera”, redactado a instancias del ayuntamiento detalla que, entre Benasque y Cerler, la A-2617, en condiciones normales, salva 7,3 kilómetros y un desnivel de 380 metros, hasta el aparcamiento de Cerler El Molino (que será la estación superior del remonte), con 12 minutos de itinerario en un turismo, prolongados otros diez minutos más si se opta por el aparcamiento en El Ampriu. Con este nuevo equipamiento, el tiempo de viaje en telecabina se reduciría a 6 minutos 40 segundos, con una capacidad de transporte además, muy superior en cuanto al número de personas (24.000 personas al día por sentido, o sea, 2.400 a la hora).

Otro aspecto esencial es las emisiones contaminantes a la atmósfera de los miles de vehículos privados, que, en una sola jornada de fin de semana con la estación abierta, equivalen a casi 6 toneladas de CO2. Sin embargo, de acuerdo con la potencia eléctrica (es decir, no contaminante) que abastecería al remonte, esas emisiones se reducirían en un 70 por ciento de inicio y hasta el 100 por 100 en caso de que la electricidad contratada fuera de origen renovable o “verde”.
Desde el PAR Ribagorza añaden que, situando el objetivo medioambiental como prioridad, se presenta una oportunidad de gran relevancia, puesto que, Aragón y España van a ser destino de las aportaciones económicas procedentes de la Unión Europea a través de los fondos Next Generation EU así como del presupuesto de la UE, en el mayor programa de estímulo de la actividad jamás aplicado en el continente, con fines como la lucha contra el cambio climático, con el 30 % de los fondos.

Esta ocasión de acceder a estos fondos, dicen, puede ser definitiva para desarrollar este proyecto de telecabina Benasque-Cerler, tras décadas de esperanza y reivindicación, reforzando, además, el atractivo de la zona durante todo el año, con su previsible funcionamiento también en verano, prestando un mejor servicio a nuestros visitantes junto a otras actuaciones como la N- 260 o la extensión de la estación de esquí hacia Castanesa.