infraestructuras

El PAR pide soluciones que permitan el paso de maquinaria agrícola por las obras del puente del río Cinca

Se hacen eco de las quejas de agricultores, que se ven obligados a dar rodeos de cerca de 30 km para llegar a explotaciones cercanas a Monzón 

Los concejales del PAR visitan las obras del puente de la N-240
Los concejales del PAR visitan las obras del puente de la N-240

El Partido Aragonés de Monzón traslada al ayuntamiento las quejas de agricultores y ganaderos de Monzón, Cinca Medio y comarcas vecinas que no pueden transitar con sus tractores y maquinaria a determinados destinos del municipio, porque en estos momentos, debido a las obras para instalar una pasarela peatonal y ciclista en la carretera N-240 sobre el Cinca, la anchura del puente sobre el río es inferior a tres metros. Por ello, y dado que tienen prohibido circular por la autovía, se ven obligados a rodeos de decenas de kilómetros.

Los concejales del PAR montisonense, Jesús Guerrero y Javier Vilarrubí, analizaban sobre el terreno la situación, donde comprobaron de primera mano las circunstancias que han motivado estas quejas de agricultores y ganaderos. “Estas dificultades -afirma Guerrero- son enormes en tiempo y gasto, desvelando una falta de previsión a la hora de habilitar un paso de ancho muy reducido en el puente del río Cinca. A la situación se añade una perspectiva que la agrava ya que podría mantenerse así durante varios meses, de aquí al inicio del verano, en función de las obras”.

Los ediles paristas anunciaban que pedirán al Ayuntamiento de Monzón que, junto con los otras administraciones responsables y la dirección de obra, estudien las potenciales soluciones como la posibilidad de retirar parcialmente, en horarios concretos y acordados o con señalización específica de tráfico alternativo, las barreras de separación de hormigón que limitan el ancho de la carretera del puente sobre el Cinca, hasta alcanzar un paso de 4,5 metros y así posibilitar, no sólo el paso de turismos sino de tractores, aperos y cosechadoras.

Los representantes del Partido Aragonés entienden que “la seguridad para los numerosos conductores que atraviesan diariamente el puente, para los trabajadores en la obra y la ejecución del proyecto son la prioridad, pero cabría analizar otras opciones como semáforos y horarios fijos para admitir el paso a otros vehículos, con el objetivo de que los agricultores y ganaderos de Monzón, Selgua, Conchel y la comarca puedan realizar su actividad sin este serio obstáculo, durante este período de la temporada agrícola que va a ser clave”.

Como apuntan desde el PAR, se da la circunstancia que esta situación ha llegado cuando está a punto de comenzar la campaña de determinados productos como el guisante, la siembra del maíz y otras actividades agrícolas, por lo que este paso alternativo obstaculiza aún más el trabajo de agricultores, que deben desplazarse a otros puentes a cerca de 30 kilómetros, con vehículos lentos y pesados, para dirigirse a explotaciones cercanas al entorno de Monzón, accesibles en pocos minutos en condiciones normales.

Comentarios