COMARCAS

El PAR plantea en la DPH solicitar la modulación de aforos para la hostelería del medio rural

Su propuesta pide que los bares de zonas rurales puedan abrir en su interior según se decida sanitariamente

Foto de los diputados del PAR en Huesca
Foto de los diputados del PAR en Huesca

El Grupo Aragonés (PAR) ha presentado al próximo pleno de la Diputación de Huesca, convocado para este jueves, una propuesta de resolución a fin de solicitar al Gobierno de Aragón que incluya a "los establecimientos de hostelería y restauración de municipios del medio rural en una de las excepciones que permite aforos para consumo en interior en los ámbitos territoriales en que resulte posible". La iniciativa del PAR precisa que "en función de la situación epidemiológica concreta de cada municipio, dicho aforo se acotará con un mínimo del 25% y el máximo que establezcan las autoridades sanitarias competentes".

Así mismo, en un segundo punto de la propuesta, se pide a la DGA que trabaje "conjuntamente con los ayuntamientos en la delimitación de normas específicas y adaptadas al medio rural para abordar esta pandemia, siempre que la situación epidemiológica lo permita".

Según argumenta el Partido Aragonés, en el documento que firma su portavoz en la DPH, Joaquín Serrano, durante el anterior estado de alarma "se constató que los municipios de menor tamaño tenían controlada la propagación del virus gracias, además de la labor de concienciación de los propios ciudadanos, el trabajo de los Ayuntamientos y la coordinación con salud pública, a las condiciones de vida habituales en esas localidades". De la misma manera, se comprobó que “tanto los multiservicios como los bares del pueblo se convirtieron en servicios esenciales para los habitantes de esas localidades y fueron un salvavidas económico para las familias que gestionan estos establecimientos". Al tiempo se confirmó que "en el caso de las zonas turísticas, como se ha demostrado durante el verano, las actuaciones de los responsables de los establecimientos hosteleros en prevención de la transmisión del virus han resultado efectivas".

Aún con todas esas circunstancias, las normas legales y órdenes para el control de la pandemia se han fijado "sin diferenciación entre las medidas en las zonas rurales y urbanas" y prohibiendo “cualquier consumo en el interior de los establecimientos de hostelería, sea cual sea su ubicación", aunque después, se moduló "parcialmente las medidas limitativas aplicables a la hostelería y restauración en el caso de los situados en gasolineras y polígonos industriales, permitiendo restringidamente el consumo en el interior".

El PAR reconoce que el número de casos de Covid-19 en Aragón "durante las últimas semanas ha experimentado un notable incremento", afectando especialmente a las ciudades, pero señala que las actuales restricciones generales para la hostelería, están "motivando el cierre de establecimientos, con incidencia también las zonas rurales" a pesar de que en esas localidades el control es más sencillo y la incidencia de la pandemia, menor.

La consecuencia de los cierres en el medio rural, de hacerse definitivos, "puede afectar directamente a aspectos relativos al asentamiento de familias en las localidades y a la despoblación", por ejemplo, en el caso de las familias que regentan multiservicios municipales, muchas veces con hijos que han posibilitado mantener abiertas las escuelas.

"Si no se permite abrir los establecimientos en el interior, sino solamente en terraza, en otoño y fuera de temporada turística, quienes gestionan estos bares de pueblo, pueden verse forzados a abandonar el municipio y emigrar a otras localidades de mayor tamaño donde encontrar un puesto de trabajo o medio de vida, todo ello en detrimento del municipio, que perderá el servicio esencial y perderá población", indica la iniciativa del PAR.

La propuesta, por ello, se acoge a que la norma de niveles de alerta en Aragón admite levantar o modular total o parcialmente las medidas de restricción "por la autoridad sanitaria en los ámbitos territoriales en que resulte posible y en función de la concreta situación epidemiológica. Es decir, admite atender la realidad del medio rural y, en concreto, valorar la necesidad de flexibilizar el régimen aplicable a la hostelería y restauración adoptando las medidas necesarias para minimizar los riesgos asociados a ella, como se ha efectuado respecto a los establecimientos en estaciones o áreas de servicio y en polígonos industriales". El Partido Aragonés recuerda que "esa modulación de medidas en localidades más pequeñas ya fue aplicada el pasado mayo cuando se flexibilizaron las franjas horarias en los municipios de menos de 10.000 habitantes".

Comentarios