política

El PAR propone un gran pacto aragonés por el presente y futuro de la agricultura y la ganadería

Roque Vicente
Roque Vicente

El Partido Aragonés ha propuesto un gran pacto por la agricultura y la ganadería de Aragón, que “ofrezca compromiso, certidumbre y expectativas en el presente y el futuro a nuestros agricultores y ganaderos”, según ha explicado Roque Vicente, vicepresidente del PAR.

“De la misma manera que en Aragón se han suscrito importantes y unánimes acuerdos sobre educación o financiación, los partidos, organizaciones profesionales agrarias e instituciones debemos unirnos para dar garantías y apoyo al sector agroganadero, vital y estratégico en nuestra Comunidad, brindar esperanza y voz a los agricultores y ganaderos”, ha añadido Vicente.

Este planteamiento público del Partido Aragonés, se produce en torno a la festividad de San Isidro, que, para el vicepresidente del PAR, “es una jornada de orgullo para las gentes del campo, con todo su significado de autoestima y reivindicación. Desde el PAR, queremos reconocer su protagonismo en Aragón, la trascendencia económica, social y ambiental para el medio rural y para todos los aragoneses que suponen los medios de vida del sector primario”.

Roque Vicente, que ha mantenido recientes reuniones con varias organizaciones agrarias aragonesas, ha señalado que “con esta propuesta, estamos invitando a todos los agentes y entidades implicadas, sin condiciones previas, más allá de la convicción de que nos estamos jugando el porvenir de esta tierra y estas gentes, que necesitan respaldo y horizontes. Vamos a analizar el procedimiento más efectivo, quizá a través de una comisión especial en las Cortes. En el PAR, somos aragonesistas y tenemos capacidad de forjar diálogo positivo, como hemos demostrado tantas veces. Este es nuestro planteamiento y punto de partida”.

El vicepresidente del Partido Aragonés ha valorado que “algún intento anterior de acuerdo, como ocurrió de cara al nuevo periodo de la PAC, no consiguió la unidad de todos. Hay que seguir intentando ese gran pacto por la agricultura y la ganadería. No es razonable que cada nueva circunstancia conduzca a situaciones sin entendimiento. Así ha sucedido con cuestiones de muy diversa índole, amplias como los regadíos en el Plan de Cuenca o tan concretas como la presencia del oso o del lobo, que ha vuelto a atacar rebaños hace unos días. Igualmente, no tienen sentido que se reproduzcan pronunciamientos que los agricultores y ganaderos reciben, con toda razón, como menosprecios o ataques. Me refiero a los que pretenden el trasvase del Ebro, por ejemplo, a las injustas generalizaciones respecto a la ganadería intensiva, también, o incluso al rechazo inconsistente contra la caza. El 20M, en Madrid, y allí estuvimos los del PAR, expresaron sus reivindicaciones con fuerza. Hay que escuchar”.

Roque Vicente ha precisado que “actualmente tenemos en proceso asuntos como el incremento de precios por la guerra de Ucrania, los daños de las heladas en la fruta, la normativa laboral, la inestabilidad de exportaciones, el cambio climático, los nuevos criterios sobre la soberanía alimentaria en la Unión Europea o, más en detalle, leyes como las normas sobre agricultura familiar o sobre bienestar animal o de dinamización del medio rural. Hace falta este gran pacto aragonés que planteamos a fin de superar discrepancias, facilitar acuerdos, dar una perspectiva y estímulo a los agricultores y ganaderos, coherente con la función imprescindible que desempeñan para Aragón. Un papel que se comprueba con el dinamismo de la industria agroalimentaria aragonesa, creando miles de empleos, con el prestigio y promoción de las producciones locales que incide en la gastronomía y el turismo, con el comercio aquí y al exterior, con la evidencia de que donde prosperan la agricultura y la ganadería, se mantiene la población, las localidades, el paisaje y el equilibrio territorial que Aragón necesita”.