COMARCAS

El PAR reivindica incluir la línea Monegros, Monzón y Binéfar en el servicio ferroviario

Reclaman mejoras para el servicio convencional y que el servicio regional por Tardienta, Grañén, Sariñena, Monzón y Binéfar presenta deficiencias

canfranero
Tamagochis canfraneros en la estación de Huesca

El presidente intercomarcal del PAR en Huesca, Jesús Guerrero, ha afirmado que “el AVE de Huesca a Madrid no puede enmascarar los serios problemas de presente y de futuro que plantean el resto de servicios ferroviarios que deberían vertebrar el Alto Aragón, fomentar la actividad económica y social y facilitar la vida. Además de la pendiente modernización de la vía del siglo XIX que sube a Canfranc, los defectos están en los trenes, las frecuencias, los horarios, las estaciones y paradas… En ese sentido, toda la red convencional altoaragonesa, tanto a Sabiñánigo y Jaca como a Grañén, Sariñena, Monzón y Binéfar causa más perjuicios que ventajas. Si el tren debe ser el transporte prioritario en Europa, como ha fijado la UE, aquí es imposible en estas condiciones”. 

Guerrero ha indicado que “los recientes incidentes de los tamagochis en Teruel han tenido precedentes en el servicio Zaragoza-Huesca-Canfranc y volverán a repetirse en cualquier momento porque son unidades antiguas, impropias y lamentables. El ministro de Fomento ha anunciado que en próximos meses emprenderá los trámites para sustituirlas. Tiene que ser ya, cuanto antes, por procedimiento extraordinario de urgencia, como ha reclamado el presidente del PAR, Arturo Aliaga. Son demasiados años de viajeros de pie, lentitud, retrasos, averías…”.

El presidente intercomarcal del PAR ha recordado que, a iniciativa del Partido Aragonés, la Diputación de Huesca ya aprobó por unanimidad en abril de 2017, una resolución que insta ‘al Gobierno de Aragón, a su Departamento de Vertebración Territorial, Movilidad y Vivienda, y al Gobierno de España, a través de su Ministerio de Fomento y de la empresa pública RENFE, a acordar en el plazo más breve posible, un nuevo convenio para el incremento y mejora de las líneas, materiales y servicios ferroviarios en Aragón considerados obligación de servicio público, así como en especial, a la programación de cuantos sea preciso en la línea Huesca-Canfranc para la atención eficiente a los vecinos de las localidades de recorre, incluyendo las paradas de todos sus servicios en esa línea, suprimidas en 2013’, para pueblos como Plasencia, Riglos, Santa María de la Peña, Anzánigo, Caldearenas, Castiello o Villanúa.

Jesús Guerrero ha llamado también la atención sobre los regionales Zaragoza-Lérida que dan servicio por Tardienta, a Grañén, Sariñena, Monzón y Binéfar. “No son noticia diaria pero existen -ha dicho- los retrasos, averías e incomodidades que provocan trenes con más de 25 o 30 años que fueron reformados para que siguieran en marcha. Este servicio también presenta incidencias y deficiencias que afectan a los usuarios, cada año muchos miles de estudiantes y trabajadores de la zona oriental del Alto Aragón”. Guerrero ha repasado “el declive de una línea con estaciones cerradas, trenes de largo recorrido que ya no paran, menos frecuencias ya que sólo se mantiene tres, horarios que no permiten enlaces… Los trenes no son los indignantes tamagochis (S-596) porque éstos son eléctricos (modelos 448 y 470) pero también en Monzón, Binéfar… la situación es grave y completa un panorama desolador”.

Comentarios