cultura

El patrimonio se recupera poco a poco, pero se recupera

Las iglesias de Castilsabás y Castejón de Sobrarbe ya tienen sobre la mesa planes para su recuperación 

Cubierta de la iglesia de Castejón de Sobrarbe
Cubierta de la iglesia de Castejón de Sobrarbe / SE

Pese a que en recientes fechas salía publicada una lista con varios monumentos en peligro de desaparición en la provincia de Huesca, dos de ellos ya tienen previsto un plan de restauración y financiación. Una tarea muy complicada en la provincia de Huesca ya que hay mucho patrimonio, pocos fondos y poca gente. En concreto los edificios “afortunados” son la iglesia de San Antonio Abad de Castilsabás y la de la Asunción en Castejón de Sobrarbe.

En el primer caso, tal y como decía el alcalde de Loporzano Jesús Escario, ya hay sobre la mesa un proyecto para consolidar el edificio que se realizaría en dos fases. De esta forma se podría seguir invirtiendo en él ya que no correría peligro de derrumbe. Algo que podría ocurrir si no se invierte en los próximos meses.

CORTE ESCARIO 1 IGLESIA 15

Iglesia de Castejón de Sobrarbe
Iglesia de Castejón de Sobrarbe
Iglesia de Castejón de Sobrarbe
San Antón de Castilsabás
San Antón de Castilsabás

Escario indicaba que estos temas no solo afectan en el aspecto cultural, sino también en lo sentimental ya que la asociación de vecinos de la localidad ha trabajado duramente para conseguir fondos con los que poder arreglar el templo conjuntamente con Patrimonio de la DGA y el obispado de Huesca.

Por otro lado la iglesia de Castejón de Sobrarbe contará con 130.000 euros aportados por la DGA (100.000 euros) y el resto entre el Ayuntamiento de Aínsa y el Obispado de Huesca. En concreto desde la dirección general de vivienda y Rehabilitación se aprobó la restauración completa de la cubierta y la consolidación de la estructura y exteriores.

Enrique Pueyo, alcalde de Áinsa
CORTE PUEYO 1 IGLESIA 15

Además este templo tiene un nivel de protección número 2, es decir, es Bien Catalogado. Desde el ayuntamiento de la localidad se indicaba que uno de los principales problemas es que hay muchas iglesias y ermitas repartidas por toda la provincia pertenecientes a municipios ahora desaparecidos y que nadie se hace cargo de ellas.

Comentarios