MEDIO RURAL

Un nuevo plan de banda ancha provincial llevará internet de alta velocidad a 321 pueblos

A comienzos del mes de diciembre arranca un plan que, en 20 meses, llevará hasta 100 Megas a localidades de al menos 20 habitantes

Miguel Gracia y Pilar Alegría han conocido de primera mano el proyecto
Miguel Gracia y Pilar Alegría han conocido de primera mano el proyecto

La localidad jacetana de Borau era elegida, este lunes, para escenificar el comienzo de un plan que llevará internet de alta velocidad a 30.000 habitantes de 321 localidades del Altoaragón. La Diputación Provincial de Huesca arranca así un proyecto sin precedentes a nivel nacional y que tiene en su ADN la lucha contra la despoblación y la igualdad de oportunidades en el medio rural.

Hasta ahora David Ruiz de Gopegui, creador de la empresa de turismo activo Ojos Pirenaicos, trabajaba desde su casa en Borau para actualizar la web de su empresa, pero había días en los que tenía que bajar a Jaca porque no funcionaba bien internet. Problemas como éstos, comunes en pueblos pequeños, son los que quiere eliminar la Diputación Provincial con este plan que llevará entre 30 y 100 megas de velocidad de internet a 321 núcleos rurales.

La Diputación Provincial de Huesca destinará 4,5 millones de euros cofinanciados con los fondos europeos Feder. El objetivo es llegar a aquellos núcleos de más de 20 habitantes en los que no operaban ni las operadoras privadas (hay 27 núcleos) ni los incluidos en el plan de banda ancha del Gobierno de Aragón, Conecta Aragón. La implantación se realizará en menos de dos años y será Embou quién la realice, llevando 100 megas a los cascos urbanos y más de 30 a las zonas diseminadas. Jorge Blasco Moreno, director general de esta empresa aragonesa pionera en llevar internet a zonas rurales, explicaba que las tarifas para contratarlo serán las mismas que las de la ciudad.

Este lunes la localidad de Borau acogía la presentación de este nuevo plan de extensión de banda ancha. Asistía, además del presidente de la Diputación Provincial y numerosos alcaldes de la zona, la consejera de Innovación, Investigación y Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Alegría, que señalaba que al llegar al ejecutivo “contaban con banda ancha menos de cien entidades singulares de población y al acabar la legislatura serán más de novecientas”.

Tanto la consejera Pilar Alegría como el presidente de la DPH, Miguel Gracia, explicaban que tras un complejo trabajo administrativo, éste proyecto sitúa a Huesca como pionera en España y permitirá que el 99% de su población esté conectada a alta velocidad.

Antes de la presentación se conocían varios casos reales de usuarios de banda ancha, como casas de turismo rural, empresas de turismo de aventura y también servicios municipales como el centro médico, el centro cultural o el Ayuntamiento. En el acto también participaba el alcalde de Borau, Daniel López, que señalaba las oportunidades para la economía local, y el responsable de Embou, Jorge Blasco, que ha mostrado el compromiso de la compañía con el asentamiento de población en los núcleos rurales.

Fibra óptica y tecnología WiMAX
Con el calendario presentado, alrededor de 50 localidades tendrán el servicio ya implantado el próximo mes de marzo, en los seis primeros meses se llegará a más del 30% y en nueve prácticamente a la mitad y así hasta contabilizar en el primer año más de 200 nuevas localidades conectadas. Un año y ocho meses es lo previsto para finalizar en las 321 localidades -con al menos 20 vecinos- en un despliegue que sobre todo será ágil. A mediados de diciembre comenzará el trabajo sobre el terreno de la operadora aragonesa Embou, adjudicataria del servicio, en esta zona de la Jacetania e irá dotando de una instalación de fibra óptica y de forma simultánea a todas las localidades mientras que para cubrir las viviendas fuera del núcleo urbano habrá otra red vía radio utilizando la tecnología LTE o WiMAX, que utiliza una norma de transmisión de datos que utiliza las ondas de radio.

Una oportunidad para el despegue de Borau
Borau, a camino entre el valle del Aragón y el de Aísa, ha sido hoy la voz de uno de tantos pueblos de origen agrícola, ganadero y forestal que quiere despegar turísticamente con hasta siete viviendas de turismo rural, empresas de turismo activo y una recién creada red de senderos. Tal como explica el alcalde, Daniel López, en los últimos años ha apostado decididamente por acabar con la renovación de las redes de abastecimiento, la pavimentación de las calles y modernizar los espacios públicos. “Ahora con la llegada de la banda ancha nos va a permitir pasar a otra fase, a crear economía en el municipio” donde, ha adelantado, “tenemos un proyecto de viviendas sociales para hacer más fácil que nuevas familias vengan y se asienten”.

El complejo proceso hasta ver el plan hecho realidad
Arranca después de una compleja tramitación administrativa a la que ha tenido que hacer frente la Diputación por el importe, la necesaria coordinación con otras administraciones y lo novedoso de este tipo de concurso. El plan se aprobó en pleno a finales de abril del año pasado, después hubo que esperar cuatro meses de tramitación por parte del anterior Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital para superar favorablemente todos los informes y en marzo pudo arrancar una compleja contratación a escala europea.

En octubre se adjudicó y acaba de firmar el contrato la operadora Embou, perteneciente al grupo MásMóvil y con amplia experiencia en este tipo de proyectos caracterizados por lugares de baja población y con una orografía técnicamente compleja. Para conocer todo el proceso, se irá publicando la lista de municipios activos conforme se vaya desplegando la red, las características y coste de contratación para el cliente final de cada uno de los servicios ofrecidos y las fechas previstas de inicio de explotación de la red en cada una de las poblaciones.

wer
Comentarios