ferrocarril

El PP de Huesca “no está dispuesto a perder trenes” y mantiene el pulso en defensa del ferrocarril

De izqda. a dcha: Oliván, Claver, Beamonte y Sampériz
De izqda. a dcha: Oliván, Claver, Beamonte y Sampériz

El presidente del PP aragonés, Luis María Beamonte visitaba Monzón esta semana, acompañado por Gerardo Oliván, presidente provincial, e Isaac Claver, secretario general de los populares altoaragoneses, y reafirmaba su “contundente rechazo” a los gobiernos socialistas ante el desconcertante futuro que plantean para las conexiones ferroviarias en el Alto Aragón.

A pie de vía, y junto a los alcaldes de Monzón y Grañén, dos de las ciudades con estación de tren afectadas, expresaban su malestar por la actitud del presidente de la DPH, “que se ha plegado a las órdenes de Sánchez y Lambán”, recordaba Oliván. Este jueves, en el pleno de la Corporación provincial, el PSOE se negó expresamente a reprochar el pacto entre Ábalos y Lambán, que condena el mantenimiento de servicios de transporte de viajeros por tren en los trayectos afectados. Beamonte considera que “no existe alternativa sensata al ferrocarril, tanto por los viajeros afectados como en lo que concierne a la vertebración del territorio”.

El presidente del PP aragonés ha reiterado que “la actitud de los populares coincide exactamente con la que reclaman los habitantes del territorio aragonés, y en los ámbitos político e institucional irán tan lejos como nos sea posible”. Beamonte, en ese sentido, ha afirmado que “ahora que el PSOE provincial se ha rendido ante Zaragoza y Madrid, los socialistas deben saber que el PP continuará reivindicando con toda energía el mantenimiento de la población en el territorio y, por ende, la lucha contra la despoblación, para lo que es imprescindible mantener los servicios ferroviarios”.

Por su parte, el secretario provincial del PP y alcalde de Monzón, Isaac Claver, ha insistido en que “nuestra postura es clara, no estamos dispuestos a perder trenes. La conexión ferroviaria es esencial para nuestros vecinos y esto es lo que parece que no entienden Ábalos y Lambán que insisten en suprimir trenes y, en consecuencia, condenar nuestro territorio”.