política

El PP denuncia un nuevo agravio de Lambán al medio rural por su gestión de las ayudas contra la despoblación

El presidente provincial, Javier Lambán, dice que los municipios de Aragón sufren una tropelía política y administrativa

José Antonio Lagüens
José Antonio Lagüens, presidente provincial del PP


Los ‘populares’ de la provincia de Huesca han denunciado un "nuevo agravio" del ejecutivo aragonés al medio rural, en relación con la "lamentable" gestión de las ayudas de la DGA contra la despoblación, en lo que califican como "una tropelía política y administrativa". El PP atribuye al GA un discurso grandilocuente que, a la hora de la verdad, se desinfla por la desidia, y añade que los ayuntamientos no se sienten respaldados administrativamente. En palabras del presidente provincial del PP, José Antonio Lagüens, "Lambán está dando la espalda al problema más grave que sufre el medio rural altoaragonés".

Desde el PP se recuerda que la resolución con los pueblos beneficiados por las ayudas contra la despoblación se publicó en el BOA el pasado 14 de diciembre, lo que dejaba un solo día a los municipios para justificar la inversión realizada. La prórroga hasta el día 21 de este mes, anunciada tras la crítica unánime de los afectados, no resulta suficiente para los ‘populares’.

Lagüens destaca dos extremos que explican lo que consideran una "tropelía" de Lambán. En primer lugar, los 850.000 euros destinados por el GA a los 731 municipios de Aragón "suponen una inversión ridícula. A razón de poco más de 1.500 euros por municipio, la supuesta ayuda es una broma de mal gusto". En segundo lugar, subraya la inseguridad jurídica que supone para los ayuntamientos la extrema urgencia impuesta por unos plazos que considera muy difíciles de cumplir sin correr riesgos administrativos. De hecho, los municipios se ven obligados a realizar inversiones sin tener la garantía de que recibirán la correspondiente subvención. Las ayudas contra la despoblación, apunta Lagüens, "habrían de ser una contribución, no un problema, en una estrategia común para garantizar el futuro del medio rural".

Los 'populares' de Huesca, en coordinación con todos sus grupos institucionales, analizan ahora las consecuencias de “un nuevo desplante” para canalizar la frustración de los ayuntamientos afectados. Añaden que Lambán, a día de hoy, es un lastre para la lucha contra la despoblación, y su lamentable gestión hace difícil tanto la aplicación responsable de las ayudas como los acuerdos entre los partidos políticos para construir un frente común que resulte eficaz y creíble.

Comentarios