salud pública

El PP pide a la DGA y DPH que dote de mayor liquidez al Ayuntamiento de Monzón por la covid-19

Miguel Hernández
Miguel Hernández, concejal y diputado provincial. / Economía

El portavoz de la junta local de los populares en Monzón, Miguel Hernández, reclama que DGA y DPH puedan dotar de más liquidez a los montisonenses y que lo haga a través de su Ayuntamiento. Una inyección económica, afirma, “necesaria para afrontar, con garantías, la crisis generada por el COVID-19 y que tanto daño ha hecho a nuestras pymes, nuestros autónomos, nuestro comercio y nuestra hostelería”, según nota de prensa.
Hernández destacaba que “los ayuntamientos hemos sido los primeros que han estado al frente de la pandemia, hemos puesto todos nuestros recursos personales, materiales y económicos para garantizar la seguridad, el bienestar y la protección de nuestros vecinos”. Para Hernández las corporaciones municipales “hemos cumplido más allá de nuestras competencias”.
Miguel Hernández afirmaba que la inyección de liquidez es necesaria para, entre otras cosas, la adaptación de muchas instalaciones municipales a la actual situación y poder seguir ofreciendo servicios de calidad, gestionar las ayudas sociales y las ayudas a autónomos y empresas. Los ayuntamientos “somos los que mejor conocemos la realidad de nuestro municipio”, subraya en la nota.
El edil popular repasaba las distintas posibilidades que se abren para que el ayuntamiento pueda disponer de más liquidez y capacidad de gestión frente a la crisis que nos deja la pandemia. En primer lugar, recordaba que las Cortes de Aragón aprobaron el pasado mes de mayo una propuesta del Partido Popular para flexibilizar la actual regla de gasto, es decir, secundaron la relajación de los condicionantes de control financiero establecidos legalmente para así afrontar con mayor margen las obligaciones económicas generadas por la crisis de la COVID-19. Una decisión que en última instancia corresponde adoptar al Gobierno de Pedro Sánchez y que “seguimos esperando”. Lo que se pretende es que los ayuntamientos puedan utilizar el dinero no gastado durante el año 2019 y encarar así los gastos extras. El Ejecutivo nacional aceptó esa disponibilidad hasta el 20% del superávit. De hecho en Monzón ya se ha dotado con 200.000 euros el fondo de contingencia del Covid-19 que provienen de ese remanente de tesorería”.
Hernández destacaba también que el Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Aragón ha pedido que se adelante a los ayuntamientos las cantidades incluidas en los presupuestos de 2020 que la Administración autonómica les entrega, bien mediante la fórmula de convenio o a través de otros mecanismos como el Fondo de Cooperación Municipal. Para el portavoz de la junta local del PP “este es el momento más adecuado para ayudar a las entidades locales, a los ayuntamientos a tener liquidez y por eso sería conveniente anticipar ya, en el primer semestre de 2020 estos pagos”.
La tercera acción que se reclama es la creación de una herramienta específica para proveer de liquidez a los municipios y por tanto a Monzón. Es lo que se ha denominado Fondo Económico Extraordinario. Hernández recordaba que “los ayuntamientos son las administraciones que más en contacto están con los vecinos y los que mejor conocen cuales van a ser esas necesidades”. Por ello desde el parlamento aragonés se ha pedido también una inyección económica con suficiente impacto para que los municipios puedan reemprender la plena prestación de sus servicios y especialmente los de carácter social.
El diputado provincial del Partido Popular también mostraba su preocupación por “la intención del Gobierno de España, presidido por Pedro Sánchez, de apropiarse de los ahorros de las entidades locales. Hernandez subrayaba que la Diputación de Huesca cuenta con 53 millones de euros de remanente y ha afirmado que ese dinero “pertenece a los municipios de la provincia y sería un disparate que en la actual situación no sirviera para ayudarnos a superar esta crisis”.


Comentarios