RIBAGORZA

El PP pide que se dote de medidas de seguridad varias travesías de la A-1605

Consideran que el eje del Isábena es la alternativa al cierre de la N-260 y alertan de la peligrosidad de sus travesías

Ribagorza A-1605
Los populares ribagorzanos solicitan mejoras de seguridad vial en Capella, La Puebla de Roda, Serraduy, Beranuy, Bonansa y Laspaúles

El grupo del Partido Popular ha presentado para su debate en el próximo consejo de la Comarca de La Ribagorza, una moción en la que solicita que se mejore la seguridad de las travesías de Capella, La Puebla de Roda, Serraduy, Beranuy, Bonansa y Laspaúles. También piden que se aceleren, por parte de DPH, las obras de la carretera de Espés y que, el GA, inicie los trámites necesarios para la construcción del paso peatonal en la travesía de Serraduy.

En la exposición de motivos los populares recuerdan que, ante el inminente corte del tramo Campo-Seira de la N-260, con motivo de las obras de mejora y acondicionamiento, la A-1605 o eje del Isábena constituye una clara alternativa de acceso al valle de Benasque que sin duda será elegida por muchos conductores, incrementando de forma notable el tráfico que habitualmente viene soportando.

Para acceder al valle de Benasque por la N-260, desde la comarca de Sobrarbe, el recorrido alternativo más lógico y corto sería tomando la HU-V-9601 (Campo-Vilas del Turbón-Biescas de Obarra), para desde ella acceder a la A-1605 y seguir por Beranuy, Bonansa, Laspaúles llegando así a Castejón de Sos. Lamentan desde el PP el retraso en el acondicionamiento de la carretera de Espés, conocida como Río Blanco, ya que habría acortado los tiempos del recorrido de forma considerable.

De la misma manera, para el acceso desde la N-123 la A-1605 también supone una perfecta alternativa. Desde Graus este recorrido afectaría a las travesías de Capella, La Puebla de Roda, Serraduy y las ya citadas anteriormente.

Desde el Partido Popular señalan que aunque el Ministerio de Fomento tan solo va a señalizar como pasos alternativos la N-123 y la N-230, la carretera A-1605 verá incrementado su uso de forma importante, afectando a las poblaciones por las que discurre. En este sentido, todos los alcaldes de los municipios afectados, de diferentes colores políticos y de forma unánime, quieren poner en conocimiento de la Administración competente la peligrosidad de sus travesías, ya que éstas adolecen de los elementos necesarios para que los conductores reduzcan la velocidad, con el consiguiente peligro que ello implica.

Es algo que podemos constatar en Capella, La Puebla de Roda, Beranuy, Bonansa y Las Paules, pero que es todavía más evidente en la travesía de Serraduy debido a su estrechez, que obliga a los peatones, en alguno de sus tramos, a caminar directamente por la calzada. Nos consta por el Ayuntamiento de Isábena, que existe un proyecto para construir un paso peatonal que garantizaría la seguridad de vecinos y visitantes en el tramo más estrecho de la travesía, que ya se ha presentado al Departamento de Movilidad del Gobierno de Aragón.