política

CHA pide al Gobierno de España que apruebe cuanto antes el Estatuto Electrointensivo

Joaquín Palacín insta al ejecutivo central a que sea más activo para que FerroAtlántica no reduzca su producción en la planta de Monzón

Joaquín Palacín, presidente de CHA
Joaquín Palacín, presidente de CHA

“Desde Chunta Aragonesista queremos que el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo tenga un papel más proactivo y tome la iniciativa para que la empresa FerroAtlántica no impulse su Plan Industrial que supone la reducción de la producción en Monzón, apagando tres de los cuatro hornos, lo que supondría un golpe muy importante para las 150 familias afectadas directamente y para la ciudad en general”, ha explicado Joaquín Palacín, presidente de CHA y portavoz en las Cortes de Aragón.

Joaquín Palacín considera “vital para tener una importante baza negociadora para conseguir que la empresa no lleve a cabo la reducción de la producción, la aprobación por parte del Gobierno de España del Estatuto Electrointensivo mediante el cual se bonificarán en un 85 % los cargos de la factura a las instalaciones de alto consumo eléctrico”.

“Es necesaria la implicación de todas administraciones públicas para fortalecer el tejido industrial aragonés en las comarcas aragonesas como fórmula para crear empleo y fijar población en el territorio”, ha afirmado el presidente de CHA y portavoz en Cortes de Aragón.

Y es que a través del Senador de Compromís, Carles Mulet, Chunta Aragonesista registró el pasado 11 de octubre la siguiente pregunta para ser contestada por el Gobierno de España: “¿Qué medidas tiene previstas emprender el Gobierno de España, a través del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, tras conocerse la intención de la dirección FerroAtlántica, empresa ubicada en Monzón (Aragón), de reducir su producción dado el impacto directo sobre el empleo que supone para la ciudad y su comarca?”.

La respuesta del Gobierno de España, recientemente remitida a CHA es la siguiente:
“El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ofrece a la dirección de las empresas y a los representantes de los trabajadores trabajar por la búsqueda de soluciones ante sus dificultades.
“Para ello puede poner a disposición de las empresas su labor mediadora, en coordinación con el resto de administraciones afectadas, así como las herramientas de financiación y ayudas que podrían acompañar a posibles reformas e inversiones identificadas”.

Comentarios