comarcas

El presidente de la DPH critica los apoyos que reciben las grandes ciudades frente a los pueblos

Miguel Gracia pide que Aragón practique la descentralización que tanto pide al Gobierno Central

Miguel Gracia en los estudios de Radio Huesca
Miguel Gracia, presidente de la DPH, en los estudios de Radio Huesca


La firma del convenio de financiación entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza, en esta jornada, ha provocado las críticas del presidente de la Diputación Provincial de Huesca. Miguel Gracia lamenta el gran centralismo de Zaragoza en Aragón, al tiempo que censura la desproporción absoluta que hay entre las grandes ciudades y las pequeñas localidades.

El mandatario provincial cree que el Gobierno de Aragón y el Gobierno central deberían reflexionar sobre esta cuestión, puesto que se les “llena la boca” hablando del territorio y la despoblación, pero finalmente quienes están apoyadas son las grandes ciudades. Y pone como ejemplo el poder de Zaragoza. Considera que es más fuerte el centralismo de Zaragoza en Aragón que el centralismo de Madrid en España, por lo no se puede seguir en esta línea, hablando mucho de los pueblos, pero olvidándolos después. 

La Diputación Provincial de Huesca realizó un estudio que demuestra que por cada habitante de Zaragoza su Ayuntamiento cobra 400 euros. El de Huesca, unos 230 euros; y los pequeños ayuntamientos no llegan a percibir ni 200 euros. Miguel Gracia critica la desproporción absoluta que esto supone.

Añade que se escucha al alcalde de Zaragoza quejarse por su financiación, y que cuando llega a Huesca pide una mayor industrialización. Sin embargo, a la hora de la verdad, reclama para la capital aragonesa, por ejemplo, la fábrica de baterías. 

Por ello, Gracia indica que, igual que Aragón pide descentralización al Gobierno central, en diversos departamentos de la Administración, lo mismo podría hacer Aragón.