salud pública

El problema de la vivienda de los temporeros de Cinca Medio y Bajo Cinca se viene arrastrando desde hace años, según Cáritas

Desde la entidad se espera que la covid-19   sea un estímulo para las administraciones para que lo resuelvan

Cáritas
Mediadores de Cáritas Barbastro-Monzón / Economía

Desde hace unos años Cáritas Barbastro Monzón realiza la campaña agrícola en la que ayudan a que los temporeros mejoren sus condiciones de habitabilidad durante la campaña. Juan Rico, mediador de Cáritas Barbastro Monzón, espera que la covid-19 tenga un efecto positivo de cara a las próximas campañas y se solucione el problema de las viviendas para estas personas que llegan con trabajo, pero que, a veces, no consiguen un lugar digno para vivir.

Rico Vivienda

Juan Rico,  mediador de Cáritas

El problema no es de ahora, explica Rico, ya que el temporero viene con trabajo al Cinca Medio y Bajo Cinca y si el empleador no le proporciona vivienda o no consigue en el pueblo tienen que buscarse la vida para dormir y comer.
La covid-19 ha puesto la situación en la que se encuentran los temporeros en el punto de mira y ahora es el momento de actuar. Rico recuerda que su labor es intentar que la administración mueva ficha y señala que existe una línea de subvenciones para adecuar espacios para los temporeros.

Rico empleadores

Juan Rico, mediador de  Cáritas

Este año, Cáritas Barbastro Monzón adelantaba el inicio de la campaña agrícola para intentar mejorar las condiciones de vivienda y ,de paso, informar sobre la covid-19. De hecho, les toman la temperatura que, por ejemplo, servía para detectar el brote de Albalate de Cinca.
Rico explicaba que resulta, a veces, difícil hacerles entender que aunque ellos estén bien, no pueden ir a trabajar.

Comentarios