bajo cinca

El PSOE de Fraga pide diligencia al ayuntamiento en resolver la creciente preocupación del sector agrícola

En marzo presentaba su renuncia  el concejal delegado en agroindustria

Desde la dimisión del concejal delegado de agroindustria, José Pardo, en el mes de marzo, el Grupo Municipal del PSOE en Fraga considera, en una nota, que durante este período no ha habido interlocutor válido con el sector que está muy preocupado por la seguridad sanitaria de temporeros y de la población en general y por sacar adelante una campaña todavía más compleja de lo que ya lo ha sido en estos últimos años.

Según el PSOE, esta crisis en el equipo de Gobierno llega en un momento delicado para el sector agrícola con una complicada campaña de la fruta que se ha visto agravada por la pandemia provocada por la covid-19. A esta circunstancia se suman las advertencias del sector para hacer frente a la temporada y la creciente preocupación de los empresarios por la seguridad sanitaria de trabajadores y de la población en general ante la aparición de focos de contagio.

El pasado 19 de mayo, continúan, se celebraba la tercera Comisión de Agroindustria de la legislatura, la segunda sin contar la sesión constitutiva, en la que la alcaldesa, Carmen Costa comunicaba la renuncia de José Pardo, concejal delegado del área, que se producía oficialmente a principios de marzo. Dos circunstancias que ponen de manifiesto, a juicio de los socialistas, la falta de interés con un sector clave en el tejido socioeconómico de la Ciudad que, a pesar de la compleja situación, sigue manteniendo el empleo.

Sólo de esta manera, apuntan en la nota, se explica que no se hayan atendido las peticiones que han hecho desde el inicio del estado de alarma tanto de los sindicatos agrarios como del propio Grupo Municipal Socialista que ofrecía su colaboración y presentaba varias propuestas para que se tuvieran en cuenta. En ellas se pedía prestar especial atención, dada la situación de alarma sanitaria, a las personas sin techo, a evitar casos de hacinamiento por la falta de vivienda y la controlar la aparición de asentamientos e infraviviendas.

Paralelamente se proponían, continúan en la misma, medidas para ampliar la capacidad de alojamiento que se ha visto reducida por las medidas de distanciamiento social y que se dotara de espacios que permitan reaccionar con rapidez ante la posible aparición de focos de contagio en caso de necesidad para evitar su propagación y atender con garantías a los enfermos. Se trata habilitar infraestructuras para que permitan el confinamiento de personas con la idea de proteger a los trabajadores de campaña y velando por la seguridad sanitaria de los vecinos y en especial de las personas más vulnerables por cuestiones de edad o de salud, concluye la nota.

Comentarios